domingo, diciembre 4, 2022

¿Merece la pena incorporar Inteligencia Artificial a tu estrategia de contenidos?

ARTÍCULO DE PABLO SAMMARCO (THE SOCIAL MEDIA FAMILY) / Durante los últimos meses habrás sentido cómo la conversación giraba hacia el potencial de la inteligencia artificial como herramienta de creación de contenidos. Ya sean textos, imágenes o incluso vídeos, las posibilidades que ofrece como hub de producción no dejan indiferentes a nadie.

ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS

Por Pablo Sammarco, General Manager de The Social Media Family / 22 de noviembre de 2022

Ahora bien, ¿es tan bueno como parece?

Empecemos por los pros:

La velocidad y facilidad que tiene la IA para generar contenidos es incuestionable: nunca antes había sido tan fácil crear un post para nuestro blog, o un copy para un anuncio en la red social de turno.

Otro de los elementos que hay que tener en cuenta es el precio: por apenas unos céntimos de euro podemos obtener un post redactado de 500 a 1.000 palabras.

En cuanto a los usos, es cierto que también las posibilidades se amplían: no solo sirve para generar un producto final, sino también para recopilar información acerca de un tema concreto. Atrás quedaron las horas estériles de documentación que tanto consumen al redactor que las padece.  

Otro elemento es la escalabilidad: al ser un producto que se genera rápido y a un coste competitivo, es muy fácil escalar. Atrás quedaron los tiempos en donde se invertían horas e ingentes cantidades de dinero en redacción.

¿Y lo malo?

En este caso, el mayor desafío que tiene la inteligencia artificial es confirmarse como una opción más inteligente y menos artificial: por ejemplo, el producto final que obtendremos a partir de los mismos criterios al crear un artículo acerca de Venecia y otro sobre Callosa del Segura será radicalmente distinto.

La IA necesita información que procesar, y si le pedimos temas con pocas fuentes, el resultado será más forzado, y contendrá más erratas. Además, por muy legible que sea el texto resultante, siempre adolecerá del toque de un redactor experimentado.

¿Y el SEO? ¿Cómo ven los motores de búsqueda este tipo de contenidos? Aunque es pronto para extraer conclusiones, todo apunta a que la generación de textos a través de inteligencia artificial indexa y no provoca penalizaciones… pero solo es la punta del iceberg, ya que seguiremos teniendo que trabajar el enlazado interno de nuestro sitio, las metadescripciones, o palabras clave.  

Entonces, ¿con qué nos quedamos?

A raíz de los experimentos que hemos llevado a cabo desde The Social Media Family durante los últimos meses, la IA se ha convertido en un excelente punto de partida para la producción de contenido, porque acelera procesos y permite generar un borrador sobre el cual trabajar.

Por tanto, se trata de una ayuda, no de un resultado final: no debemos caer en la comodidad de pensar que la inteligencia artificial no se equivoca, especialmente cuando abordamos temáticas como el sector de la salud u otros que requieran de una dosis extra de celo.

Redactores, estad tranquilos: vuestro trabajo seguirá a salvo.


ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS