sábado, marzo 2, 2024

Descubre qué es y cómo aprender inglés de negocios

Por Redacción, 2 de febrero de 2022

Los idiomas en el ámbito profesional, se han convertido desde hace algunos años en un aspecto básico. No hablamos exclusivamente a la hora de acceder a un determinado puesto de trabajo, sino también en el desarrollo del empleo en sí.

De esta manera, es importante centrarse en un tipo de inglés que dista del normal, el llamado inglés de negocios. Para ello, es importante conocer en qué consiste. En este artículo explicaremos todos los detalles, así como la manera en que podemos profundizar en ello.

El inglés de negocios es fundamental para mantener una óptima comunicación laboral

Tal y como comentamos anteriormente, inglés es un requisito fundamental para trabajar. Todo ello se debe a que cada vez las empresas son más internacionales y por ello, se necesita una comunicación fluida en este idioma. Para conseguirlo, lo más idóneo es recurrir al inglés de negocios, que no es igual que el conocido como normal.

Haber aprendido inglés en el colegio, academias o mediante profesores particulares, es un elemento crucial en el desarrollo académico. A pesar de ello, es posible que al llegar a un determinado puesto de trabajo, observemos que el nivel que tenemos de inglés, no es el requerido o es insuficiente. El inglés de negocios es el necesario para mantener una óptima comunicación laboral con jefes, clientes y compañeros basándose en el entendimiento.

El también denominado Business English, es la variante del inglés utilizada en el ámbito de los negocios. De este modo, se concibe como el nivel de especialización de inglés que posibilita a los profesionales a adquirir habilidades lingüísticas para poder entablar comunicaciones e interactuar a través de la confianza en distintas situaciones laborales. En este sentido, se puede entender como ejemplos atender llamadas telefónicas, realizar reuniones a través de videollamadas, hacer viajes de negocios que impliquen tener que relacionarse en este idioma, entablar negociaciones o hacer entrevistas de trabajo.

Muy unido a este tipo de inglés que comentamos, se encuentra el denominado “globish”, al que también se debe hacer mención. En esta ocasión, consiste en un estándar del inglés que ha surgido paulatinamente para facilitar la comunicación en este idioma entre las personas para quienes no tienen el inglés como lengua materna. De este modo, Business English se concebiría como el “globish” para el ámbito de los negocios.

¿Qué diferencias existen entre el inglés normal y el Business English?

A la hora de hablar de sendas variantes de inglés, hay que destacar en primer lugar que tanto la gramática como el vocabulario a utilizar, es el mismo. A pesar de ello, existen ciertas diferencias destacables en el inglés para los negocios respecto al inglés normal. En primer lugar, es más fácil y directo para que la comunicación sea más fluida. Además de ello, es un lenguaje más formal y requiere aprender un sólido vocabulario enfocado a los negocios, las financias y el marketing.

Son destacables las ventajas a tener en cuenta en este tipo de inglés. Gracias a él, conseguiremos una mejor desenvoltura en el ámbito de los negocios, aprenderemos las bases para comunicarnos en distintas situaciones, ganaremos en confianza y además, tendremos facilidad para informarnos en distintos medios de comunicación en este idioma.

¿De qué manera podemos aprender Business English para aplicarlo en nuestro entorno laboral?

Tal y como indicamos durante el desarrollo del artículo, este tipo de inglés no es el que se aprende en las academias ni tampoco en el colegio o instituto. Para conseguir que el aprendizaje sea efectivo, se pueden emplear distintas herramientas. La primera de ellas es leer libros en inglés enfocados a los profesionales. Asimismo, es útil seguir de manera habitual medios internacionales que guarden relación con los negocios como puede ser la revista de economía The Economist.

Otro gran recurso es el de asistir a los eventos profesionales que se celebren únicamente en inglés para observar cómo se desenvuelven los asistentes. También e importante indagar sobre qué programas o series de este tipo podrían sernos útiles para aprender este tipo de inglés. La actitud también es importante, por lo que no debemos huir de practicar inglés en el trabajo, a pesar de que en un primer término podamos sentirnos incómodos. Enfrentarse es la solución más efectiva para conseguir el éxito.

También existen cursos especializados de inglés para empresas, donde existen descuentos destacables, que pueden ser de gran utilidad. Es un planteamiento similar al inglés que conocemos normal, pero encontraremos un vocabulario más técnico, escucharemos listenings de situaciones típicas de la oficina y con ello, podremos seguir profundizando en este tipo de inglés.

Tal y como observamos, nos encontramos ante un tipo de inglés muy útil en el ámbito profesional que debemos potenciar. Ahora es el momento de aplicar la teoría en la práctica y encontrar los métodos con los que nos sintamos más cómodos para logra aprenderlo.