jueves, octubre 29, 2020

Ideas de comunicación interna para organizar la vuelta al trabajo

Artículo de Izaskun Martínez Araico , VP, Director of Barcelona Office de BCW

Todas las empresas están trabajando en cómo organizar la vuelta,  una vez se den las circunstancias para regresar a los espacios habituales de trabajo; una parte fundamental del plan de desescalada es la comunicación, con información precisa sobre los procesos y transparente sobre las medidas de seguridad adoptadas, las medidas de protección personales que la empresa va a solicitar a los empleados y una llamada a la responsabilidad y cooperación que ayuden al seguimiento necesario para la reevaluación de todas las medidas.

Las medidas y procesos que el plan de comunicación de la desescalada en las empresas dependerán fundamentalmente de tres factores: las diferentes situaciones a las que los empleados han estado expuestos durante el confinamiento; la forma habitual de desplazamiento de las personas que trabajan en nuestras oficinas, ya que las limitaciones de transporte público que se prevén puede alterar de forma muy importante los tiempos y, por consiguiente, los horarios; y,  por último, cómo son los diferentes espacios de trabajo de nuestra compañía y cómo los vamos a organizar para garantizar la seguridad de todos los empleados. No obstante el teletrabajo sigue siendo una opción para muchas compañías y se deberá valorar cómo mantenerla y combinarla en aquellas personas y puestos de  trabajo que sea posible.   

Una vez analizados estos aspectos, es necesario desarrollar un plan estratégico  con las nuevas políticas y procedimientos. 

En BCW recomendamos abordar el plan en tres fases: evaluación de cada uno de los factores indicados anteriormente; desarrollo y comunicación del plan, en el que debe primar un estilo informativo muy preciso y un tono empático y cercano, que transmita que la compañía entiende cada situación y tiene respuesta –o está predispuesta a tenerla–  casi para cada caso;  y reevaluación constante a corto, medio y largo plazo. 

Es muy importante que la comunicación venga desde la dirección e involucre a todo el staff, a los diferentes niveles y responsables de negocio, para que los planes se desarrollen de forma efectiva y los empleados tengan claros los matices de cada procedimiento.   

Hoy, menos que nunca, los planes estándar no funcionan. Es importante no escatimar esfuerzos para que las políticas y procedimientos de desconfinamiento lleguen a todas y cada una de las personas y será necesario hacer seguimiento para confirmar que todo el mundo entiende y se siente seguro con los procedimientos. La comunicación responsable y sensible es una eficaz medicina para gestionar las incertidumbres que el desconfinamiento provocará en los empleados y colaboradores.