viernes, agosto 19, 2022

Haveli, el restaurante donde celebrar tus RR.PP

El restaurante Haveli de cocina india tradicional, cuyo nombre hace referencia a un tipo de edificación típico de la India, está situado entre el Barrio de Salamanca y el de Retiro, en la Calle O’Donnell, 46.

Por Redacción, 29 de junio de 2022.


Se trata del segundo proyecto personal del chef indio Singh Sukhwinder y su familia, que desde 2019 también regentan Doli, otro restaurante indio en pleno Barrio de Salamanca (Calle Diego de León, 13).

El periplo europeo de Sukhwinder comenzó en 1994 en Francia, tras haber sido cocinero militar en su país de origen. Después vino a España, donde trabajó en los pioneros restaurantes indios de la capital, tales como los desaparecidos Ganges o Bombay Masala y, más tarde, recaló en el aún vigente Tandoori Station.

De ahí dio el salto a la capital británica, nada menos que al barrio Myfair de Londres en la cocina del afamado Benares, cuyo chef Atul Kochhar obtuvo el honor de ser el primer cocinero indio en alcanzar la estrella Michelin.

En 2019, Sukhwinder regresó a España, donde permanecía su familia, y junto a su hijo Sunny, jefe de sala, abrió Doli: un restaurante de cocina india tradicional, que se diferencia por la calidad de las materias primas con las que trabaja. Su ambición les lleva a abrir en 2021 Haveli, una segunda sucursal de cocina aún más auténtica, que además, gracias a las dimensiones del local, les permite incluir sesión nocturna, animada con DJ los fines de semana.

El espacioso local de Haveli está distribuido en dos plantas y terraza. Fueron los propios propietarios los encargados de diseñar e idear su decoración. Terciopelo, mármol, lámparas de cristal de colores, plantas exuberantes, y diversos adornos de formas redondas en las paredes, así como estatuas oscuras de animales conforman los principales elementos del conseguido interiorismo en el que predominan los tonos verdes, mostaza o tierra.

El restaurante se divide en varias zonas diferenciadas. Tras el acceso al local, hay un
luminoso distribuidor con cómodos sofás y mesas bajas, ideal para tomar un café,
un aperitivo o una copa. Dejando la barra de frente a mano izquierda, el primer gran
espacio aúna varias mesas bajo un techo muy alto cubierto de ornamentación
vegetal y llamativas lámparas de cristal.

A la planta de arriba se llega por una escalera situada al fondo de la planta baja
presidida por un rectángulo ornamental con el nombre del restaurante formado por
letras retroiluminadas sobre un lecho vegetal.. En la mitad de dicha escalera, se
haya la zona destinada al DJ. Arriba una gran L repleta de mesas completa el aforo
de 130 comensales del total del local interior (la terraza tiene capacidad para 50
personas).