martes, marzo 5, 2024

Las claves de la inteligencia de medios de 2024, según Hallon

La tecnología seguirá transformando el panorama de la información en 2024. Con el constante cambio en la forma en que consumimos y compartimos contenido, las plataformas de inteligencia de medios evolucionan sin parar para ofrecer análisis más profundos y exhaustivos en tiempo real. Desde la consolidación de datos hasta la implementación de inteligencia artificial, estas tendencias están dando forma a un futuro que permitirá a las marcas comprender, de manera más efectiva, su presencia mediática, identificar oportunidades estratégicas y responder ágilmente a las dinámicas del mercado.

Por Redacción, 2 de febrero de 2024.

En este contexto, muy parecido al de años anteriores, pero más acentuado, las principales tendencias en media intelligence que marcarán la evolución del mercado en 2024, según Hallon son:

1. La IA – llegó para quedarse

La inteligencia artificial fue el gran boom del año pasado.  Este año se asentará para quedarse, estableciéndose como imprescindible en el seguimiento de medios, con un nivel de eficiencia muy superior al que hemos visto antes. A través de la integración de herramientas IA, se podrá aportar mayor precisión a la hora de medir, y si a esto añadimos un apoyo de analítica avanzada, será el gran aliado para todas las marcas.

2. Equipo humano experto – detrás de la IA

Hay mucha especulación sobre la inteligencia artificial y como ésta puede llegar a influir en un futuro próximo.  Pero antes de entrar en una crisis de apocalipsis, recordemos que el trabajo del equipo humano es vital, siempre lo ha sido y lo seguirá siendo. Las personas son clave en el sector de la comunicación ya que trabajan con estas herramientas para lograr mejorar la experiencia de los clientes, aportando información fiable en tiempo real.  Existe una saturación de información que actualmente nos desborda, por ello es necesario innovar para extraer información relevante que aporte valor a la marca, detectando sus fortalezas, debilidades y tendencias.

3. Análisis + visualización de datos

Más análisis – La medición y evaluación correcta del impacto mediático debe ofrecer a la marca una perspectiva real de su reputación en los medios. Y para ello es esencial contar con KPI´s de peso, que indiquen por ejemplo, lo que supone para una marca que un medio de comunicación informe sobre sus actividades.  Con la combinación de diferentes parámetros, surge el Valor de Comunicación, que aporta una cifra económica para cada noticia y que es clave para la medición real del desempeño y retorno de la inversión de las acciones de comunicación.

APPs de alto nivel – Existen herramientas, como las APPs para dispositivos móviles, que permiten estar informado 24/7 con alertas adaptadas a las necesidades de cada empresa. Pero ya no vale cualquier APP. El mercado demanda innovación y nuevas aplicaciones específicas para dispositivos móviles que sean amigables, intuitivas y ágiles. Incluso que permitan consultar, gestionar y compartir la información, a cualquier hora y lugar, cumpliendo por supuesto con todos los requisitos legales de protección de derechos de autor de los contenidos

Business Intelligence – Para comprender plenamente los datos después de un análisis, es esencial presentarlos de manera visual y coherente. Al consolidar datos clave, tendencias y menciones relevantes, un informe integral proporciona una comprensión detallada de la percepción de una marca en los diversos canales mediáticos. Esta información no solo permite evaluar la efectividad de las estrategias de comunicación, sino que también aporta una base sólida para adaptar estrategias, mejorar la reputación y responder de manera proactiva a las dinámicas del mercado y las expectativas de la audiencia.

4. Agilidad en tiempos de crisis

Las marcas y empresas pueden vivir situaciones en las que su reputación pueda verse amenazada en los medios o que un determinado acontecimiento global requiera reforzar la información que se necesita. Es crucial contar con el respaldo de una empresa especializada que proporcione la información necesaria para tomar medidas de manera ágil y coherente.  Si añadimos el apoyo en herramientas diseñadas para situaciones de crisis, la empresa podrá tomar control en una emergencia, proteger la marca e incluso mejorar su reputación.

En definitiva, con la revolución tecnológica en pleno apogeo, las tendencias en Inteligencia de Medios para 2024 no solo prometen cambiar la forma en que las empresas abordan la información mediática, sino que también ofrecen un enfoque más dinámico y proactivo para enfrentar los desafíos del mercado. Será un emocionante recorrido hacia una inteligencia mediática más avanzada que transformará el sector, acercando a marcas y audiencias.