viernes, marzo 1, 2024

El poder de los eventos para conectar con las audiencias

ARTÍCULO DE PATRICIA CANTÓN (SOMOS MADRID) / Estamos viviendo un momento en el que la acumulación de tecnología, información y la continua sobreestimulación están moldeando la sociedad a marchas forzadas. “El ahora” se ha convertido en un instante más veloz y efímero que nunca.  Las marcas solo tienen ese instante para impactar y generar una reacción en sus potenciales consumidores. Pasada esa pequeña ventana solo nos queda el recuerdo, la foto, el vídeo o el archivo compartible que toque.

Por Patricia Cantón, Creative Director de SOMOS Madrid / 28 de julio de 2023

La velocidad del cambio nos obliga a estar en continua adaptación y ahora con la llegada de la inteligencia artificial se avecina una revolución difícil de imaginar.

En este contexto, para conectar con las audiencias tenemos que ahondar más que nunca en las cualidades que nos hacen humanos. Potenciar las conexiones reales, presenciales, creando vínculos que transformen la forma de relacionarse que tienen los consumidores con las marcas. Por ello, de todas las palancas de comunicación que tienen las marca, desde mi punto de vista, los eventos se sitúan en un terreno único y nos abren un mundo de posibilidades. 

La fuerza de un evento reside en algo tan humano e intrínseco a lo que somos que muchas veces pasa desapercibido. Somos seres sociales por naturaleza y necesitamos estar en contacto unos con otros. Y es el poder de esas conexiones, de esas vivencias irrepetibles lo que genera momentos, experiencias e instantes únicos que pueden transformarnos. Saber crear y articular esos momentos nos puede llevar a generar vínculos extraordinarios entre las audiencias y las marcas.

Pero cuidado, hoy todo se ha convertido en una experiencia. Ir a tomar unos tacos a un food truck que solo estará una semana abierto, ver una película de culto en un autocine o visitar una pop-up store irrepetible. Por ello el arte de crear eventos va mucho más allá de una buena localización, las flores y el catering (ojo son muy importantes) pero en un momento en el que estamos bombardeados por experiencias únicas, ir más allá es un must para generar un impacto real y duradero en nuestro público.

Para ello debemos tener muy claro el objetivo del evento y no perderlo de vista en todo el proceso de creación. Necesitamos escuchar a las audiencias, conocer a los invitados, entender cómo son y lo que quieren, para encontrar puntos de conexión con las marcas. Con ello podremos crear un storytelling y articular una experiencia con la perfecta combinación de elementos.

Sin duda la adrenalina del directo es una magia que engancha. En 24h somos capaces de darle la vuelta a un espacio, transformarlo en un universo fugaz e irrepetible. Jamás viviremos otro momento igual. Y saber crear el ritmo adecuado es fundamental. El invitado muchas veces no sabrá explicarlo, pero no dejará de recordar esos momentos si somos capaces de activar sus emociones. Sencillamente no olvidarán lo que les hemos hecho sentir.