martes, noviembre 24, 2020

Comunicación interna en tiempos de coronavirus. Una oportunidad para la reflexión

ARTÍCULO DE LAURA MARTÍN, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN INTERNA DE METRÓPOLIS COMUNICACIÓN / La crisis del coronavirus no solo ha tenido un gran impacto a nivel sanitario y económico, también ha generado cambios en el ámbito de la comunicación, en todas sus facetas.

24 de julio de 2020

La pandemia ha conseguido que muchas corporaciones reflexionen sobre la importancia de comunicar, y de cómo hacerlo bien, sobre todo en situaciones de crisis.

El cuidado de la imagen externa suele ser una de las principales preocupaciones de las organizaciones, así como el control de todas sus apariciones en medios de comunicación y redes sociales.

Sin duda, son aspectos que debemos tener en cuenta. No obstante, ¿de qué sirve una buena imagen exterior si nuestro “interior” no está en equilibrio?

En esta crisis de la COVID-19 hemos visto numerosos y diversos ejemplos de mala gestión de la comunicación interna.

En este punto, las empresas deberían reflexionar sobre algunas cuestiones de la gestión interna en una situación de crisis de estas características:

  • ¿Las organizaciones han trasladado a su plantilla los problemas, tanto económicos como de otra índole, a los que han hecho frente durante esta pandemia?
  • ¿Han hecho partícipes a los profesionales de las acciones o la hoja de ruta sobre la que trabajarán para afrontar los próximos meses?
  • ¿Los trabajadores y trabajadoras han tenido acceso directo, a través de canales inmediatos, a toda la información?
  • ¿Algún responsable mantiene contacto directo con la plantilla?
  • ¿La empresa ha agradecido la labor de su equipo durante estos tiempos difíciles?
  • ¿Les han motivado o tranquilizado de alguna manera?

Ante coyunturas de tal envergadura, la clave de la comunicación interna es la transparencia.

Una comunicación fluida y franca permite generar un clima de tranquilidad, porque los empleados saben que serán informados de cualquier cambio, sea positivo o negativo, y que podrán preguntar, opinar y exponer sus argumentos, sin que se generen situaciones de incertidumbre. De esta forma, conseguiremos que el equipo sienta que su organización cuenta con ellos y que les hace partícipes del proceso.

La comunicación interna es, sin duda, un elemento clave para el desarrollo de la estrategia empresarial en su conjunto. Debemos entenderla como una herramienta de gestión estratégica, no una acción de marketing, ni siquiera un fin en sí mismo, sino un medio para, entre otras cosas, alcanzar un mayor grado de compromiso y mejores aportaciones de los profesionales al desarrollo de los objetivos de la organización. El plan debe estar orientado a crear cultura y sentido de pertenencia, y fomentar la confianza entre los trabajadores.

Los datos y estudios realizados corroboran que una correcta estrategia de comunicación interna puede redundar en una mejora de la rentabilidad de la compañía y la satisfacción del cliente. 

Es esencial que los profesionales conozcan los objetivos de la empresa para la que trabajan o los valores que la diferencian de sus competidoras y que, además, se sientan escuchados y partícipes de los logros alcanzados. Solo de esta forma serán capaces de entender y hacer llegar a terceros los valores de la entidad.

En Metrópolis Comunicación asesoramos a nuestros clientes para el desarrollo de un plan integral de comunicación, o plan de comunicación corporativo, que aglutine las líneas de trabajo a seguir para abordar, de forma conjunta, la comunicación interna y externa de la empresa, con una metodología específica, perfectamente adaptable a las circunstancias y singularidades de cada organización y a los retos que deba afrontar.

SEGURO QUE TE INTERESA….