jueves, febrero 22, 2024

La importancia de una comunicación efectiva: saber qué decir, cómo y cuándo

ARTÍCULO DE RAMÓN HERRERA (HOTWIRE ESPAÑA) / La comunicación efectiva ha emergido como la piedra angular del éxito para las marcas. Al margen de los simples mensajes publicitarios, la forma en la que una empresa busca comunicar en pleno 2024 buscando la máxima repercusión en los medios se convierte en un factor determinante que influye directamente en su percepción por parte del público.

Por Ramón Herrera, mánager de comunicación y PR en Hotwire España / 12 de enero de 2024

El concepto de “comunicación efectiva” ha ido evolucionando con el paso de los años hasta tal punto de que ahora va más allá de la mera transmisión de la información. Se trata de construir conexiones emocionales y duraderas con la audiencia, por lo que aquellas marcas que consiguen establecer una comunicación auténtica, que resuene con los valores y aspiraciones de los consumidores, generen lealtad e incluso fomenten la recomendación boca a boca, son las que lograrán posicionarse positivamente entre la competencia.

En este contexto, hay tres preguntas clave que todo profesional de la comunicación, y también desde las agencias y consultoras, debemos hacernos para construir una estrategia completa y obtener los mejores resultados. En un sector saturado de información, entender el qué, el cómo y el cuándo de la comunicación se erige como un diferenciador que impulsa a las marcas hacia una presencia significativa y duradera en el mercado.

El poder del «qué», la elegancia del «cómo» y la importancia del «cuándo»

La primera dimensión que merece nuestra atención es el contenido del mensaje que las empresas desean transmitir. El «qué» implica la selección cuidadosa de palabras, la definición clara de los valores de la marca y la narrativa coherente que impacte entre los lectores. Preguntarse «qué debemos comunicar» también abarca la capacidad de adaptarse a las tendencias y necesidades cambiantes del mercado, y, por tanto, comunicar siempre en base la actualidad, garantizando que el mensaje sea relevante en todo momento.

Se trata de una pregunta clave, si no la más importante, que debe ser analizada y respondida minuciosamente. No hay más que echar un vistazo rápido en Internet y darnos cuenta de la cantidad de empresas que aún no tienen identificado sus mensajes clave y narrativas, por lo que aquellas que comprendan la importancia de comunicar sus propósitos, valores y beneficios de manera clara y convincente son las que mejor se posicionarán para ganar la lealtad del consumidor.

Por otro lado, la forma en la que una empresa comunica sus mensajes es tan crucial como el contenido mismo. El «cómo» abarca la elección del tono y del estilo, y debemos de mantener siempre una coherencia con la identidad de la marca y adaptarnos a su público objetivo. Además, saber seleccionar los canales y las plataformas más adecuadas en función a la consecución de los objetivos es esencial para maximizar el impacto y llegar a la audiencia deseada, ya sea a través de redes sociales, prensa digital o impresa o publicidad exterior.

El factor temporal, representado por el «cuándo», añade una capa adicional de complejidad y también adquiere un gran peso en una estrategia de comunicación efectiva. La sincronización precisa de los mensajes es esencial para aprovechar eventos y fechas relevantes, días efemérides, estacionalidades y tendencias. En este sentido, una marca que comprende el momento oportuno para comunicar puede capitalizar momentos clave, destacarse en la mente del consumidor y mantener una presencia constante en el panorama competitivo.

Desde Hotwire trabajamos con una amplia cartera de clientes con las que cada una, aplicamos estas tres preguntas para poder conseguir los mejores resultados. Como profesionales de la comunicación que somos y como parte de nuestro servicio de consultoría que ofrecemos, tenemos la responsabilidad de analizar y responder a estas cuestiones para evitar comunicaciones vacías, lanzamientos sin contexto, y contenidos sin sentido.

En conclusión, la comunicación efectiva no es simplemente una habilidad deseable; es una necesidad de que las marcas comprendan qué decir, cómo decirlo y cuándo decirlo. Porque solo así, podrán destacar y prosperar. En un mundo donde la atención es un recurso escaso, la comunicación efectiva se revela como el puente indispensable que conecta las marcas con su audiencia, asegurando de esta forma un viaje conjunto hacia el éxito empresarial.