miércoles, febrero 8, 2023

Cómo la Inteligencia Artificial puede predecir los patrones de compra

Con el fin de rentabilizar las ventas en la campaña del Black Friday, el sector del retail apuesta cada vez más por la Inteligencia Artificial y el Big Data. Las nuevas tecnologías ofrecen una nueva vía al comercio electrónico para predecir la demanda, ofrecer publicidad personalizada, mejorar la experiencia de los clientes y aliviar la carga de trabajo de los departamentos logísticos.

Por Redacción, 21 de noviembre de 2022

Ante el contexto económico actual, en el que la inflación amenaza con contener el gasto de los consumidores, y el constante cambio del comercio electrónico, Enric Quintero, CEO y fundador de la consultora Datarmony, insta a adaptarse al nuevo entorno tecnológico si se quiere prosperar en días como el Black Friday o el Cyber Monday”.

“Cada vez se hace más necesario automatizar la gestión de inventario de las empresas para garantizar los plazos de entrega en estas fechas y así conseguir una mayor eficiencia operativa y satisfacción de los clientes”, señala Quintero.  

Gracias a la automatización, las empresas pueden predecir los patrones de compra de los consumidores y crear mensajes u ofertas especiales, así como experiencias de compra personalizadas que mejoran la fidelidad con los clientes y la eficiencia de sus servicios.

“Más allá del Black Friday, los datos y algoritmos también desempeñan un rol fundamental en muchas empresas minoristas para gestionar los inventarios en tiempo real y hacer frente a las oscilaciones de la demanda o escasez de productos”, sostiene Quintero.

La Inteligencia Artificial como agente clave en la gestión de inventarios

Tradicionalmente, la planificación del stock se basaba en las existencias del momento; ahora, la IA observa las tendencias de venta de años anteriores, la proyección o previsión de cambios en la demanda y posibles problemas relacionados con el suministro para determinar los niveles de productos necesarios. 

Asimismo, facilita la administración de los almacenes con robots automatizados que, a diferencia del ser humano, pueden depositar y retirar las existencias durante las 24 horas del día y hacer envíos inmediatos de los pedidos.

“La demanda es un valor en constante cambio, especialmente en meses como noviembre y diciembre con el Black Friday o la campaña navideña. Estos meses presentan grandes retos a los que las nuevas tecnologías pueden dar respuesta, optimizando procesos y reduciendo los gastos operativos”, explica Quintero.

Además del análisis de suministro, las empresas pueden usar la IA en sus estrategias de marketing y publicidad para crear un servicio más personalizado, mejorar los resultados de búsqueda de los clientes, combatir las reseñas falsas, atender consultas o identificar oportunidades de venta.

SI QUIERES CONTRATAR UNA AGENCIA, VISITA LA GUÍA DE LA COMUNICACIÓN