lunes, abril 15, 2024

Cómo la Inteligencia Artificial ayuda a proteger la privacidad de los datos

El mundo digital forma parte de nuestra vida casi tanto como el real. Nos hemos acostumbrado a proporcionar todo tipo de datos personales en los servidores web, como nuestro nombre, dirección, gustos, dónde vamos, qué hacemos… toda nuestra vida está registrada en lo digital. Es por ello que no es de extrañar que en numerosas ocasiones nos preguntemos qué hacen con esos datos que proporcionamos de forma habitual. Y es que debido a los avances en inteligencia artificial, muchos usuarios temen ser suplantados o que sus datos se usen de manera nociva. 

Por Redacción, 15 de febrero de 2023

Avances como el famoso ChatGPT que es capaz de resolver una duda, traducir un texto, redactar un cuento o incluso un poema, hace que se nos plantee la duda de si al proporcionar nuestros datos y con esta inteligencia podríamos ser suplantados en el mundo digital. Por todo esto, y con motivo del Día Europeo de la Protección de Datos, la consultora Labelium muestra algunas de las claves y retos que hay que tener en cuenta a la hora de preservar la privacidad de estos.

“El uso de IA va a acelerar el uso de datos privados, pero la clave es legislar y cuidar el uso de los datos personales, independientemente de que se traten con IA o no”, señala Álex Masip, Head of Data de Labelium España. Por lo tanto, los avances en inteligencia artificial no deberían suponer un mayor riesgo para el usuario, si no que la clave está en la forma en que se realice la colecta de datos.

¿Cómo proteger nuestros datos?

Masip destaca que hay que prestar atención a los entornos más sensibles a la privacidad del usuario, como buscadores y redes de publicidad en general, debido a que tratan los datos con algoritmos y machine learning, por lo que los usuarios deben ser más cuidadosos. Aunque no sólo con los datos personales propiamente dichos, si no con toda información relativa a ellos y su entorno.

Por otro lado, desde el punto de vista de las empresas, deben tener una política clara de tratamiento de datos: asegurarse que cumplen con la normativa LOPD y GDPR y facilitar una vía de contacto en caso de que al usuario le surjan dudas sobre el tratamiento de sus datos. 

En este contexto, Masip señala que desde Labelium España lo primero que hacen “es asegurarse de que la empresa cumple con la legislación del país en el que está (si es España con el LOPD) y a nivel europeo con el GDPR. Una vez que se verifica el cumpliendo de la ley, la segunda parte es sacar provecho a los datos, a través del first party data que casi todas las empresas tienen y que la gran mayoría no aprovechan”.

SI QUIERES CONTRATAR UNA AGENCIA, VISITA LA GUÍA DE LA COMUNICACIÓN