miércoles, febrero 8, 2023

Celebra el Día Internacional de The Beatles en el hotel Barceló Imagine

Han pasado 65 años desde que se conocieron los fundadores de The Beatles, John Lennon y Paul McCartney. Y es que remontarse a los 60 es sinónimo de recordar la imagen los cuatro pilares de la cultura pop en el tan famoso paso de peatones, o en las letras y melodías de sus canciones, convertidas en auténticos himnos. Marcamos el 6 de julio en el calendario para recordar al cuarteto de Liverpool y celebrar su música por todo lo alto, ¿y qué mejor que hacerlo en el hotel musical de Madrid Barceló Imagine?

Por Redacción, 4 julio de 2022. 

Este hotel urbano está ubicado a escasos minutos de Plaza Castilla y las Torres Kio. Cada una de sus originales y sorprendentes estancias están diseñadas   tomando como inspiración la historia de la música, ofreciendo a sus huéspedes la posibilidad de vivir una experiencia única, capaz de hacer las delicias de los más melómanos. En él, el diseño y el cuarto arte se funden en una decoración donde encontramos guitarras, fotografías, vinilos y rincones con guiños a artistas que han puesto banda sonora a nuestras vidas, como los autores del Abbey Road.

Barceló Imagine cuenta con una sala ambientada en The Beatles. Un espacio original donde relajarse, celebrar y disfrutar de una estancia de lo más completa en conmemoración a uno de los grupos musicales más prestigiosos de los 60. El hotel también permite hacer uso de uno de los servicios más demandados: el alquiler de instrumentos, para poder disfrutar de una sesión musical y sentirse un Beatle más.

El hotel ofrece la posibilidad de recrear el desayuno que John Lennon compartió con Yoko Ono en la suite del hotel donde escribió en una mañana del 1971 la letra de la archiconocida Imagine. Se trata de vivir este momento histórico mediante un servicio de desayuno que reúne los alimentos favoritos del intérprete, y que el cliente podrá pedir a través del room service. Incluye un combo de café y té negro inglés, al que se suman los Corn Flakes de Kellogg’s y los tarros de Campbell’s, que John Lennon disfrutaba diariamente, además de un panqueque de arándanos. Una original manera de sentirse un poco cerca de uno de los grandes nombres del pop de todos los tiempos en su día del año.