viernes, marzo 1, 2024

Best lanza Whatever Content: sus (anti) tendencias en marketing y comunicación para el 2024

Best ha lanzado su nueva propuesta de tendencias de cara al año 2024. Una propuesta diferente, que se podría resumir en que no hay tendencias. Un análisis del equipo de profesionales que conforman la agencia ha llegado a la conclusión de que, de cara al próximo año, las tendencias ya no existen. Al menos, no como las conocíamos.

Por Redacción, 23 de noviembre de 2023

Si bien IA, generación alfa, TikTok o transmedia son algunos de los conceptos que se destacarán durante el año 2024, desde Best no consideran ninguno de ellos como tendencia. “Son la continuación de conceptos ya señalados en años anteriores. Estoy totalmente seguro de que todos ellos también aparecieron destacados como tendencias para 2023. Y para 2022. Y posiblemente podamos remontarnos al menos un par de años más y ahí seguirían estando.” Así lo señala Álvaro Salas, Director General de Best, quien afirma que una revisión de tendencias para 2024 requiere un análisis más profundo que movernos en lugares comunes.

Quedarse en ese punto lleva a una sucesión de estelas sin impronta duradera, a un anclaje sobre la impostura y a un posicionamiento donde la renovación de los pilares de la comunicación es constante, cuando la realidad es bien diferente.

La era del Whatever Content

Las tendencias marcan lo que se está empezando a usar y que acabará por aborrecerse en un ciclo sin fin. Y ante este paradigma, solo queda el whatever content. Un concepto en el que todo cabe. Un espacio abierto para reflexionar, explorar y, sobre todo, elegir entre un enorme abanico de posibilidades. Con todo lo que ello implica. 

No es un formato, ni una forma novedosa de plantear estrategias, es la constatación de que lo importante es, como siempre, generar contenidos. Aunque estén aliñados por los factores que los diferencian de otras épocas. 

En sus (anti)tendencias, el equipo de Best analiza aspectos clave de la realidad vigente en la comunicación y el marketing como la trampa de Poe, o los guilty pleasures y la némesis creativa en el diseño. También salen a la luz el retorno del vídeo largo, la era de las liquid PR o el fin del referraly se analizan las consecuencias del bucle eterno del the next big thing y del edadismo como anclaje para la venta.

En definitiva, whatever content no es un concepto para denominar una tendencia. De hecho, es el arquetipo de la antitendencia. 

Puedes acceder al paper y descargarlo aquí.