martes, noviembre 24, 2020

Arte y Comunicación: Los Cubos en la M-30

El Edificio Los Cubos acaba de ser remodelado, sale al mercado de oficinas con una innovadora propuesta arquitectónica y retoma con más luz y energía que nunca la vitalidad propia de un icono vanguardista imprescindible en el patrimonio arquitectónico de Madrid.

Por Redacción, 14 de Septiembre de 2020

La singular fachada del icónico edificio madrileño de Los Cubos vista desde uno de los nudos más transitados de la M-30, en su cruce con la Avenida de América (A-2), se llenará de luz y energía entre el 11 y el 15 de septiembre gracias a la obra artística Renacimiento, que devuelve la vitalidad a esta imponente y singular arquitectura vanguardista.

Durante cinco días y desde las 21:00h hasta las 24:00h, esta pieza artística podrá ser disfrutada por miles de madrileños y visitantes que circulan por esta zona, que es uno de los enclaves más transitados de la ciudad, conecta el centro urbano con el aeropuerto y reúne un gran número de empresas. A diario se realizan más de un millón y medio de traslados en frente de este edifico, todos ellos podrán disfrutar de esta espectacular obra artística.

El arte llega a la M-30 gracias a uno de los edificios más singulares y reconocidos del paisaje que rodea este nudo de circunvalación. Los Cubos, construido en 1974 por los arquitectos Michel Andrault y Pierre Parat, está formado por seis prismas rectangulares sostenidos por dieciséis pilares de hormigón, que lo sitúan como un exponente de la arquitectura brutalista.

La reciente reforma integral del edificio, propiedad de Henderson Park y gestionado por Therus, se ha llevado a cabo de la mano del estudiode arquitectura Chapman Taylor. El proyecto se ha centrado en adecuar el edificio futurista a un diseño más actual, flexible, luminoso y eficiente, conservando siempre su esencia tan característica. Hoy se presenta como un espacio de oficinas, adaptado a los tiempos actuales, con 19.250 metros cuadrados de superficie alquilable repartidos en nueve plantas, junto con más de 4.000 metros de terraza en diferentes alturas y 391 plazas de parking.

Olivier Crambade, Consejero Delegado de Therus,empresa gestora del proyecto para Henderson Park, explica que “en Therus apostamos firmemente por este emblemático edificio que hemos transformado en su totalidad para incorporar la innovación y equipamiento que demandan los inmuebles de oficinas en la actualidad. Nuestro objetivo es volver a posicionarlo como uno de los edificios más reconocidos y relevantes del skyline madrileño. Gracias a esta intervención artística queremos volver a atraer las miradas hacia Los Cubos, destacando su vanguardismo arquitectónico e innovación”.

Además, se ha adecuado el inmueble a las exigencias actuales de sostenibilidad, siguiendo la tendencia macada por una concienciación social que persigue un menor impacto medioambiental. Actualmente, Los Cubos cuenta con un 80% de luz natural, gracias a su muro cortina, además de sus amplias zonas verdes, instalaciones deportivas, y plazas para vehículos eléctricos. Gracias a todas las mejoras en instalaciones y equipamientos, el edificio ya ha obtenido la certificación LEED® GOLD que otorga el prestigioso instituto US Green Building Council, máxima autoridad internacional en certificación de construcciones sostenibles.

De acuerdo a las consultoras inmobiliarias Cushman & Wakefield y CBRE, responsables del lanzamiento de este espacio de oficinas, “el renacimiento de Los Cubos es un hito, ya que el edificio forma parte del patrimonio arquitectónico de Madrid. Ahora, tras su rehabilitación vuelve a la vida después de permanecer sin uso durante varios años, recuperando su grandeza. Para este edificio tan icónico, hemos propuesto realizar una intervención con luz que pone de manifiesto el espacio que ofrece, su visibilidad y la importancia para el mercado de oficinas”.

Los Cubos, como escenario para la obra Renacimiento

La singular arquitectura Los Cubos, uno de los edificios más representativos de la ciudad, se convierte en el lienzo para la nueva obra creada en exclusiva por la artista Rocío Asensi y producida por Barilai Estudio, en la que un total de 1.570 puntos de luz LED iluminarán la fachada.

Bajo el título Renacimiento, la intervención está centrada en el uso de la luz como elemento vital y es una antesala a la nueva etapa que experimentará Los Cubos tras su completa renovación.

El proyecto lumínico, que coincide con la celebración de Apertura Madrid Gallery Weekend 2020, -el evento que fija el inicio de temporada para las galerías de arte de Madrid-, está inspirado en la idea del comienzo de una nueva vida y se proyectará sobre la fachada oeste, orientada a la M-30. Así, Los Cubos se convierte en una plataforma de conexión con el espacio público y la sociedad madrileña, a través de una obra compuesta por 13 secuencias con una duración total de cinco minutos.  Además, este proyecto lumínico es el regreso a España de la artista Rocío Asensi, tras estar fuera del país desde el año 2012.

 El movimiento que generará la propuesta artística será como un pequeño Big Bang en la zona y hará que el edificio se llene de energía. Esta intervención de luz marcará tendencia no solo por su diseño, sino por la manera de presentar su renacimiento a través del arte; en el que gracias a una secuencia de luz se vincula el edificio a la cultura, a la creatividad y a la naturaleza” ha destacado la artista multidisciplinar Asensi.

La obra es una metáfora sobre el renacer del edificio, que va de lo más íntimo a lo más grandioso, desde unos latidos de luz que simulan el movimiento del corazón, hasta una gran explosión que provoca el nacimiento de una estrella. En el desarrollo del proyecto artístico se incluyen alegorías del agua, la naturaleza, la vegetación, el fuego, y de las vibraciones del sonido.

A través de su obra, la creadora visual Rocío Asensi, que concibe el arte como herramienta de transformación social, es especialista en el uso de la luz como instrumento creativo. La pieza Renacimiento supone la presentación de su regreso a España tras residir durante varios años en México. Además, ha vivido en diversos países de Asia, África, Europa y América, siendo fundamentales sus experiencias en estos lugares para su desarrollo personal, creativo y profesional. Su trabajo se ha mostrado en ferias, instituciones y galerías de países de Inglaterra, Alemania, Canadá, Finlandia, México o Bolivia.