domingo, junio 16, 2024

Estamos obligados a contar historias…

MARISOL GARCÍA PINO, DIRECTORA DE SELFIE Domingo 13 de mayo de 2018

El trabajo en las agencias, una vez recibido el consabido briefing de la marca interesada, se sustenta, en primer lugar, en identificar cual es nuestro público objetivo, el canal más idóneo para acceder a él y los recursos más adecuados para conquistarle. Debemos ser capaces, a través de nuestros planes de comunicación, de crear una historia coherente sobre nuestros clientes, con el poder de hilvanar sus atributos más destacados y que además logre atrapar la atención del potencial consumidor.

 

Esta ha sido siempre una máxima ineludible, pero en el contexto actual, saturado por un sinfín de contenidos y mensajes luchando al unísono por impactar de manera certera, la “calidad” de esa historia es vital para que produzca el efecto deseado. Y es que, además, debe conseguir un efecto rápido para ganar espacio en ese proceso de economización de la atención que todos realizamos ante el aluvión de mensajes que recibimos.

 

El panorama mediático nos obliga a no separar contenidos de plan de medios y a trabajar al unísono con los soportes, en esa tarea obligada de construir la reputación de nuestros clientes con historias que seduzcan, sean creíbles, auténticas y que generen confianza. Esa es la única manera de generar conversación y engagement.