sábado, enero 28, 2023

Tendencias de comunicación corporativa para 2023

La inflación ralentiza el crecimiento de la economía nacional, lo que también se ve reflejado en los presupuestos de las empresas. Aun así, existe una apuesta generalizada por lo digital y por el posicionamiento en este entorno, para lo que se deberá potenciar la marca. Tras valorar su actual ejercicio, la agencia ESENCIAL resume las tendencias de comunicación para 2023.

Por Redacción, 14 de diciembre de 2022

A partir del año que viene, la inversión de las empresas se centrará en potenciar su propuesta de valor y su marca a través de la comunicación corporativa, la publicidad y el marketing, de modo que mantengan su influencia y sus ventas pese a la incertidumbre.

Según la agencia de comunicación ESENCIAL, las tendencias responderán a un mayor desarrollo de acciones en el entorno digital y en nuevas plataformas, tales como el metaverso. También, ganará relevancia al valor de la reputación y la imagen de marca y, por último, se dará importancia a la microsegmentación y la medición de campañas.

Innovación digital y nuevas plataformas

Los departamentos de comunicación serán los primeros en comprobar los beneficios de la innovación tecnológica y en aprovechar las oportunidades de difusión que esta provee.

Por un lado, el metaverso se convertirá en la herramienta estratégica principal para la relación con stakeholders gracias a su versatilidad y la facilidad para el trabajo colaborativo y el establecimiento de relaciones de marca.

Por otro lado, la innovación será visible en las campañas transmedia y estrategias 360º de relaciones públicas (también en comunicación interna y prensa) que, además de reportar mayor interacción y permitir una segmentación más concreta, ofrecerán la posibilidad de impulsar la creatividad audiovisual en podcasts y plataformas de streaming.

Por su parte, las redes sociales continuarán en auge y se abrirán nuevas posibilidades en las más recientes, como BeReal y Tik Tok. En ellas, los influencers serán imprescindibles para impactar en el target y generar Brand Lovers, audiencia fidelizada.

Gestión de intangibles

La gestión de los intangibles ha dejado de ser una preocupación exclusiva de grandes compañías para pasar a ser un activo de interés dentro de las pymes.

De hecho, más del 50% del valor de una empresa se corresponde al de sus intangibles, llegando al 80% en algunos sectores, según datos de la consultora KPMG. Dichos intangibles responden, entre otros, a la imagen de marca, el posicionamiento, la reputación, la cultura corporativa y los principios (sostenibilidad, inclusión, RSC, etc.).

David Sandoval, director ejecutivo de ESENCIAL, sostiene que “la gestión de los intangibles será imprescindible para generar la confianza y el valor de marca que van a necesitar potenciar las empresas y, para ello, será necesario que la comunicación corporativa se entienda como un departamento transversal e imprescindible”.

Además de trabajarlos en el discurso, deberán gestionarse y medirse en los departamentos de comunicación con tecnologías basadas en IA y Big Data, así como en todo tipo de herramientas de escucha activa. Sobre todo, para saber responder ante posibles crisis.

En esta línea, la figura del CEO como principal autoridad será imprescindible para cualquier acción de comunicación (sobre todo ante los medios). Para ello, las agencias recomiendan invertir en planes de formación y capacitación de portavoces.

Lidera la cultura del dato

Los datos están presentes en el día a día de las corporaciones y en cada uno de los departamentos, pues son la fuente más fiable y transparente de la eficiencia de un plan.

Cualquier compañía que apueste por la comunicación externa deberá generar los contenidos teniendo en cuenta la cultura del dato y el SEO, algo que también valoran los medios digitales. La prensa indexa, clasifica y muestra el contenido mediante Machine Learning en función del interés que este genere en los usuarios. Por ello, se deberá priorizar la capacidad del mensaje para posicionarse en buscadores y redes sociales.

La actividad de las agencias irá marcada por la digitalización y por el reto de saber adaptar los contenidos a las nuevas formas comunicativas. Aquí, Sandoval añade que 2023 “no será un año disruptivo en cuanto a cambios en el paradigma, pero sí un ejercicio donde se van a consolidar modelos de negocio incipientes y nuevos formatos comunicativos más directos, personalizados y originales”.