viernes, abril 12, 2024

Homenaje a las mujeres que sazonan el mundo

El próximo 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y la agencia Aires News les rinden homenaje contando sus historias. Son féminas que nos acompañan desde la sala, los fogones o la dirección de sus negocios. Y hoy hablamos de ellas, hablamos de nosotras, pero para que el eco permanezca los 365 días restantes… ¿Brindamos por todas con vinos con nombre de mujer?

Por Redacción, 1 de marzo de 2024

Almudena García – directora adjunta comercial y de marketing de Bodegas Pradorey

En la localidad burgalesa de Gumiel de Mercado se asientan la Bodega y Viñedos Pradorey, que llevan desde 1996 cambiando las normas de la Ribera del Duero y las suyas propias: ‘inventaron’ el Roble y ahora ya no lo elaboran; maduran vinos en tinajas de barro centenarias volviendo a los orígenes; acaban de hacer un orange wine… porque no tienen miedo a equivocase, sino ganas de innovar y divertirse para jugar a que sus propios vinos les sorprendan. Y no es cuestión de improvisación, sino de valentía y de confianza en un equipo talentoso y consolidado dirigido por Fernando y Jorge Rodríguez de Rivera, nietos del fundador, Don Javier Cremades de Adaro, del que sin duda heredaron el arrojo y la pasión por lo que hacen. Almudena es la directora adjunta del departamento comercial y de marketing, la mano derecha de Jorge y la izquierda de Fernando… Lleva casi 16 años en la bodega y para muchos es ‘la imagen’ de Pradorey, porque esta talentosa madrileña que se fue a Aranda por amor, no falta a ninguna feria y hace que todo el mundo se enamore de alguna de las 17 referencias de la bodega, cada una con su propia personalidad, porque hacen vinos para todo el mundo. Si ella elige -y seguramente lo haga, porque su ‘superpoder’ es “conseguir todo aquello que se propone”, abre El Buen Alfarero. Por cierto, la reina Isabel la Católica fue la primera mujer que se enamoró de la finca donde surge esta bodega allá por 1503…

Ana Carbajo – directora de Vinos Sanz

Esta bodega de Rueda con más de 150 años de vida -la más antigua de la D.O.- es dirigida por la familia Carbajo desde 2003. Primero, Joaquín y ahora es su hija Ana la que está al frente de la dirección, imprimiendo su entusiasmo en cada etiqueta. Ella estudió ADE, y con un pie en el mundo laboral se implicó en la bodega que había adquirido su padre unos años atrás y que la tiene “enganchada” porque “nunca se para de aprender”. En sus palabras se percibe la pasión heredada por esos vinos con historia que mejoran cada día gracias al buen hacer su gran equipo, formado en su mayoría por mujeres, que se encarga de mimar uno de los viñedos más especiales del Triángulo de Oro, elaborando estas etiquetas únicas y con identidad propia que ya están presentes en más de 35 países. Uno de los vinos más especiales de la casa, Finca La Colina Dressage, es un Verdejo 100% sin igual, un vino de guarda que se inspira en ella, su personalidad y su infancia, ya que representa una de las mayores aficiones de la madrileña, la doma clásica.

Andrea Quitián – directora general de New York Burger

New York Burger lleva casi 15 años conquistando con una experiencia gastronómica al mejor estilo neoyorkino. Pionero en el concepto de hamburguesas gourmet en España, ha logrado una relevante posición en el mercado, posición en la que ha sido fundamental la contribución del talento humano compuesto en un 50% por mujeres. Mujeres líderes, talentosas, de diferentes nacionalidades, profesiones y oficios y que en sus distintos roles en la organización viven el espíritu de New York Burger: servicio, compromiso y excelencia.. Andrea Quitián, directora general, destaca: “en la firma siempre ha habido muchas mujeres y nuestros restaurantes están en su mayoría liderados por mujeres”. La planilla actual de la firma es de 200 empleados y el 80% de los cargos de responsabilidad están ocupados por féminas.

Cristina Lázaro – copropietaria y directora de sala de La Fábrica y Ricardo Temiño Restaurante

Quien haya dicho que es mejor no mezclar negocios y vida personal, en este caso no ha acertado, porque la historia de Cristina Lázaro y la sala es en realidad una historia de amor. Mientras su pareja, Ricardo Temiño, cocinaba y aprendía en Landa, ella trabajaba en el sector del comercio y apenas se veían durante el día. La solución para ‘encontrarse’ fue abrir La Fábrica juntos, y ahí, en 2014, cambió el rumbo de su carrera. Empezó a formarse como sumiller en la Cámara de Comercio de Burgos y desde entonces no ha dejado de sumar bagaje entre cursos y catas. Unos conocimientos y experiencia que junto al equipo de sala y cocina le han llevado a recibir un sol Repsol y la recomendación de la Guía Michelin; y que ahora también pone en práctica en Ricardo Temiño Restaurante, un nuevo espacio gastronómico ubicado dentro del mismo y flamante local al que se mudaron hace algo más de un año, y que ya está triunfando en pleno centro histórico de la ciudad.

María de Blas – directora de Solobuey

María de Blas fue una de las pioneras en conquistar el mundo de la carne en la industria alimentaria. Aunque lleva 27 años trabajando con mucho esfuerzo, hace unos años tomó el relevo de su padre Luis de Blas, de quien ha aprendido todo, en la empresa familiar Solobuey, que se mantiene viva desde hace casi 112 años como referente en el sector cárnico, suministrando tanto a restaurantes de prestigio como a particulares que buscan calidad en sus compras a través de su tienda online. Diligente y luchadora, le gusta ensalzar su profesión con su hasthag #soycarnicera. María es la 4ª generación de este negocio en el que también está su hermano Raúl y está rodeada de un equipo heterogéneo y multidisciplinar, tanto de hombres como mujeres, porque considera que “en el equilibro está la virtud y que cada persona te aporta un punto de vista diferente con el que complementarse y crecer”.

Micaela y Agustina Geminiani y Juliana Patalagoity – creadoras de Graciana Empanadas Argentinas

Graciana es hoy una institución en Madrid. Pero también es el nombre de la madre, la abuela y la bisabuela de la argentina Micaela Geminiani, y el de la empresa que esta fundó junto a su hermana Agustina y su socia Juliana Patalagoity en 2014 en forma de foodtruck. Diez años después, con una tienda física para la venta, dos fábricas y 17 empleados (más del 80% son mujeres), Graciana se ha consolidado como primera marca distribuidora a hostelería, vendiendo más de 120 mil empanadas al mes de 40 sabores a restaurantes de renombre y grandes superficies, tanto en España como en Europa, además de a particulares desde su tienda de Noviciado. Además, este aniversario viene con premio para las tres emprendedoras: el reconocimiento de Forbes Woman, que las ha incluido en la lista de las 75 mujeres latinas a las que seguir en 2024.

Las hermanas Pedrosa – Villoldo / Estrella del Bajo Carrión

Hablar del Grupo Villoldo es hablar de tradición, de familia, de producto de origen, de Palencia, de sencillez y honestidad, pero, sobre todo, de platos que siempre apetecen y además enamoran y se quedan en la memoria. El buen hacer de las hermanas Pedrosa -Mercedes y Paula en sala y Pilar en los fogones-, cuya saga continúan sus hijos Anselmo y Alfonso -cocinero como su madre-, se nota a cada bocado. Sus recetas se pueden disfrutar en distintos espacios en Madrid y Palencia, pero siempre con la tradición y una estupenda materia prima como punto de partida. Las hermanas Pedrosa tuvieron que quedarse muy jóvenes al frente del negocio familiar inicial, Estrella del Bajo Carrión, y hacerse un hueco en un mundo de hombres. Sin duda lo hicieron, convirtiendo su oferta en un referente en el panorama, no solo castellanoleonés, sino nacional. Como muestra, los 2 soles Repsol que lucen en este pequeño pueblo palentino; y el que también brilla en el exitoso Villoldo (1 sol), la sucursal madrileña. Este lleva más de 10 años conquistando paladares y a los pocos meses de su apertura ya tenía legión de incondicionales, porque las manos de Pilar hacen magia sin apenas tratar el productazo con el que trabajan. De explicar los platos se encargan Merche y Paula y el resultado siempre es el mismo en todos los locales del grupo: no has terminado de comer y ya estás pensando en volver… 

Rita García Fuster – responsable ‘de lo que no se ve’ en Uskar

Hace 7 años que José Miguel Valdivieso y Rita García Fuster se asentaron junto a la glorieta de Embajadores, en su restaurante Uskar, ganándose día a día el cariño y la fidelidad de sus vecinos. De los fogones se encarga él, pero Rita es quien está a todas esas cosas que no se ven pero que hay que hacer cuando se tiene un negocio. Ella es también la ‘culpable’ de que en Uskar se coman unos espectaculares arroces… como valenciana ha contagiado al chef de su amor por el cereal levantino y sus recetas. Forman el tándem perfecto. Y quienes aún no conozcan Uskar, les chivamos que quien va, repite, y que además está más bonito que nunca, porque lo han remodelado: “lo hemos cambiado todo para seguir siendo los mismos”, señala Rita.

PARA BRINDAR POR TODAS NOSOTRAS, DOS ‘MUJERES’ MÁS

Una de ellas ‘Lía’y realmente dan ganas de dejarse liar, porque ‘la influencer’ de Pradorey fue el primer Blush Rosé de la Ribera del Duero, caracterizado por ser un vino sonrosado, estival y muy aromático. Es ecológico, sin complejos, muy sofisticado y mantiene la estructura y equilibrio propios de la uva tempranillo. Su imagen fresca y a la vez chic invita a fantasear con cada sorbo.

Y de una equilibrada, a otra que nos vuelve locas… ‘La Chalada’, de Vinos Sanz, es un blanco semidulce de aguja natural que engancha y que nos enseña que “la cordura no es otra cosa que saber mostrar tu chaladura”. Se trata de un verdejo 100%, muy original, que le da una vuelta a la D.O. Rueda mientras respeta al máximo la tipicidad varietal. Es un vino muy aromático con recuerdos de fruta y hierbabuena, con un final cítrico de cáscara de naranja y lima. Presenta un dulzor amable y goloso, con gran equilibrio entre acidez, azúcar y alcohol que pide servirse muy frío desde el aperitivo hasta el postre.