jueves, junio 13, 2024

Molins cambia su identidad corporativa

En su apuesta por convertirse en un referente global en soluciones innovadoras y sostenibles para la construcción, Molins marca un nuevo hito en su historia y lanza una nueva identidad corporativa. Así, la compañía unifica sus marcas comerciales en España -Cementos Molins Industrial, Promsa, Propamsa, Pretersa-Prenavisa y Precon- bajo una misma identidad que representa una amplia gama de productos y soluciones para la construcción.

Por Redacción, 22 de mayo de 2024

El nuevo lema «Construyendo el presente, impulsando el futuro» refleja la evolución en la marca de Molins y un nuevo capítulo en su historia empresarial con un propósito muy claro: impulsar el desarrollo social y la calidad de vida de las personas creando soluciones innovadoras y sostenibles para la construcción.

Para ello la empresa tiene una estrategia muy clara de, a partir de su sólida base de fabricación de cemento con cada vez menos CO2, apostar por la innovación y sostenibilidad para expandir su catálogo de hormigones sostenibles, pavimentos, soluciones refabricadas, morteros especiales, sistemas de aislamiento térmico de edificios, mobiliario urbano y economía circular. En palabras del CEO de Molins, Julio Rodríguez, «el cemento es la base de la compañía, representa el 60% de nuestro negocio actual y estamos invirtiendo en reducir las emisiones hasta llegar al net zero 2050. Sin embargo, hoy somos una compañía que ofrece un amplio catálogo de soluciones para la construcción y nuestra estrategia a largo plazo es seguir creciendo en todo tipo de soluciones constructivas de manera que podamos ofrecer un servicio cada vez mejor a nuestros clientes”. Rodríguez remarca que “la nueva identidad representa una oportunidad única para darle un nuevo impulso a una marca asociada firmemente con conceptos clave como son la sostenibilidad y la innovación”.

Representando una amplia oferta de soluciones

Con el lanzamiento de la nueva marca, Molins ha creado seis descriptivos de negocio que distiguen las diferentes áreas de la compañía y que marcan nuevas líneas de crecimiento en soluciones y productos: “Cemento”, “Hormigón y áridos”, «Economía circular”, «Soluciones para la construcción”, “Soluciones prefabricadas” y “Paisaje urbano”.
En este proceso, Molins unifica las marcas comerciales de sus negocios a excepción de ESCOFET y CALUCEM, que se han mantenido por su singularidad y especialización: en ambos casos, se aplicará un endoso a su logo con la nueva identidad de la compañía a la que pertenecen, convirtiéndose en ‘Escofet by Molins’ y ‘Calucem by Molins’.

El cambio de identidad visual será efectivo a partir del 17 de mayo en todos los negocios de Molins en España y se podrá encontrar en todas las webs, redes sociales y en los principales centros de trabajo de Molins. Durante los próximos meses, Molins continuará implementando de manera paulatina el cambio visual en todos sus aplicativos.

Molins lanza “Susterra”, la nueva gama de soluciones sostenibles Alineado con la nueva identidad, Molins también ha lanzado al mercado Susterra, la nueva gama de soluciones que agrupa todos aquellos productos y soluciones de la empresa que permiten dar un
salto significativo en el ámbito de la sostenibilidad. Esta nueva gama distingue a los productos y soluciones con una fuerte contribución a la reducción de emisiones y descarbonización, a la economía circular, o también que promuevan un entorno de trabajo más seguro para las personas. Susterra nace para dar un nuevo impulso al “Sustainability Roadmap 2030” de la compañía, y será un catalizador para alcanzar un hormigón con cero emisiones en 2050.

La evolución de la marca

El cambio de marca reafirma la apuesta de Molins por la innovación, la sostenibilidad y el progreso social en el sector de la construcción. A través de un nombre único y fácilmente reconocible en todos los idiomas, la nueva identidad de Molins proyecta la visión de futuro y horizonte de la compañía mientras conserva la reputación alcanzada a lo largo de sus 96 años de historia. Molins ha dado un paso adelante en la evolución de su logotipo, acercando su símbolo hacia la idea de circularidad.

Este símbolo representa el nuevo horizonte al que se dirige la sociedad en general y Molins como compañía. Del mismo modo, esta voluntad de evolución y apuesta por la sostenibilidad se ve reflejada en la nueva paleta de colores corporativa. Molins reafirma el verde como el color corporativo, con un ligero ajuste para modernizarlo y actualizarlo, y añadiendo el azul como complementario, logrando una mayor conexión conceptual con el planeta. Según comenta Adela Martínez, directora de comunicación de Molins, “Este cambio de marca refleja la visión a futuro de la compañía. Si nos fijamos en el diseño, las formas arquitectónicas realzan nuestro tipografía y la circularidad se enmarca en nuestro símbolo. Por lo que respecta al nombre, mantenemos el origen y la historia y nos quedamos con un nombre fácil de pronunciar en todos los idiomas. Mirando al futuro, la unificación de las marcas comerciales nos permite potenciar nuestra comunicación unificándonos en una sola voz”. Martínez añade que “la campaña de lanzamiento ‘Construímos el presente.

Impulsamos el futuro’ es un claro reflejo del propósito de la compañía, poniendo a las personas en el centro y ofreciendo soluciones innovadoras y sostenibles para construir
los espacios en los que todos querríamos vivir”. En cuanto a la tipografía y diseño, Molins ha buscado la inspiración en el mundo constructivo y arquitectónico. Los elementos gráficos de la nueva identidad evocan profesionalidad y estructura, estableciendo una conexión directa con su principal objetivo: la construcción de una sociedad mejor.