viernes, junio 18, 2021

Cómo tener éxito en una página web

Las páginas web son una herramienta muy útil a día de hoy para aportar visibilidad y autoridad a cualquier negocio o proyecto. Existe un refrán que dice que lo que no está en Internet no existe. Y no le falta verdad, ya que una empresa o idea que no tenga su espacio en la red global tiene muchísimo menos impacto y alcance.

Por Redacción, 7 de junio de 2021

Dominio y hosting

Para crear tu sitio web vas a necesitar, sí o sí, tanto un dominio libre como un hosting. ¿Qué es un dominio web y qué es un hosting? Pues bien, el dominio web es el nombre de tu página web, la que va a ser tu dirección.

El hosting es el servidor en el que estará ubicada tu página. Por decirlo de un modo más sencillo, si el dominio es tu dirección, el hosting es la ciudad en la que se encuentra esa dirección y que nutre de todas las infraestructuras necesarias para su correcto funcionamiento.

El dominio debe ser único y es recomendable que ayude a dejar claro de qué va la página web, por ejemplo: www.trajesdeflamencalourdesdiaz.com o algo similar. Debes saber que tienes que hacer un pago anual del dominio para poder usarlo en propiedad. Por suerte, el precio de los dominios es muy asequible y no es significativo.

El alojamiento web que elijas va a ser fundamental por motivos de seguridad, por velocidad de carga y transferencia de datos, por portabilidad, por capacidad de almacenamiento… Un hosting como Webempresa puede ser una buena solución para crear tu página web.

Cuál es el objetivo de la web

Lo más importante de todo es tu idea. Para qué vas a crear una página web y qué pretendes conseguir con ella: cuál es el objetivo. Saber con claridad qué es lo que quieres te va a dar la información y el enfoque que necesitas para tomar las decisiones estratégicas más acertadas.

Copywriting

El copywriting es la escritura persuasiva. Es un tipo de escritura que está especialmente pensado para conseguir que los visitantes de una página web realicen las acciones que pretendes, ya sea hacer que se suscriban, que dejen un comentario o que compren un producto.

Tu página web debe ser muy clara sobre lo que ofrece a los navegantes. La idea básica sobre la que se sustenta el copywriting es exponer los beneficios y los cambios que tu web o tus productos van a provocar en los consumidores.

Imágenes atractivas

Las imágenes son muy poderosas y pueden tener un gran poder de atracción. Siempre hemos sido seres muy visuales, pero hoy en día las imágenes se han vuelto en imprescindibles porque tienen la capacidad para sugerir emociones y anhelos en un brevísimo espacio de tiempo. Con un solo vistazo, los internautas pueden sentir añoranza, alegría, tristeza…

Así que no olvides utilizar unas buenas imágenes, pero deben ser fotografías y dibujos que sirvan para apoyar la idea que intenta plantear la web, si no, estarás distrayendo a los visitantes y alejándolos de tus objetivos.

Es importante que cuentes con un buen banco de imágenes del que poder obtener fotografías e ilustraciones que podrás utilizar en tu web. Existen una gran cantidad de bancos de imágenes gratuitos que disponen de versiones mejoradas de pago a un precio asequible.

Aunque tener a mano un buen banco de imágenes es algo innegociables, será infinitamente mejor si cuentas con tus propias imágenes. Las fotos y las ilustraciones de tu propia cosecha le dan un toque personal a tu web y le confieren un aspecto más profesional. Define el estilo de tu sitio y planifica qué tipo de imágenes vas a necesitar. Una vez que lo hayas hecho, puedes hacer una inversión en una sesión fotográfica y, si te atreves, puedes probar tú mismo y explorar tu propia creatividad.

Otro factor que hay que optimizar es el del peso de las imágenes. Las fotos que vayas a utilizar en tu sitio web tienen que ser lo más ligeras que puedas, ya que unas imágenes con mucho peso van a hacer que tu página tarde más tiempo en abrir, y si tu web tarda más de dos segundos en abrirse cuando los internautas hagan clic, tendrás muchas posibilidades de que terminen abandonando tu página, así que, optimiza tus imágenes.

Diseño responsive

Desde que los teléfonos inteligentes entraron en escena, cada vez es más común el uso de las aplicaciones y la navegación desde el móvil de las páginas web. Pero además de los smartphones, también es muy común acceder a internet desde las tabletas. Estos dispositivos y los ordenadores tienen diferentes tamaños de pantalla, por lo que el diseño de una página web debe poder adaptarse a las diferentes dimensiones, no solo a la de los monitores de los ordenadores; eso es el diseño responsive. Si tu diseño no es adaptable a cualquier dispositivo estarás perdiendo tráfico y visitantes, y probablemente los estés perdiendo de manera definitiva.

Posicionamiento SEO

Por último, no te olvides del SEO, de optimizar la presencia de tu web en los motores de búsqueda como Google, porque cuanto mejor posicionada esté tu web, más probabilidades tendrás de que tu página reciba tráfico. Si es necesario, no dudes en ponerte en manos de expertos del SEO porque un mejor posicionamiento se traduce en miles de visitas.