martes, marzo 5, 2024

Cómo fomentar la creatividad y la innovación

La generación de nuevas ideas y, por lo tanto, de nuevas soluciones, es importante en cualquier ámbito: social, económico, ambiental, político, tecnológico, empresarial… El Día Mundial de la Creatividad y de la Innovación es una iniciativa global que se celebra el 21 de abril para apreciar la importancia de la creatividad y de la innovación en el mundo actual y fomentar la creación de ideas originales y animar a pensar de manera diferente.

Por Redacción 20 de Abril de 2020

En el sector empresarial, las organizaciones necesitan aumentar su productividad y rentabilidad, para ello tienen que desarrollar nuevos productos y diferenciar sus ofertas de servicio. Los objetivos por los que se lleva a cabo la innovación empresarial son dos. Por un lado, con el propósito de aumentar la eficacia competitiva y por otro con la intención de aumentar el valor que perciben los clientes con los productos y servicios que le está ofreciendo esa empresa.

Tanto la creatividad como la innovación son cualidades que buscan las empresas a la hora de contratar nuevos perfiles y que suelen ir de la mano. Sin embargo, no todos somos creativos ni innovadores por naturaleza. ¿Cómo podemos aprender a serlo? ¿existen técnicas o herramientas?

Claro que sí. Miguel Ángel Blanco Cedrún, fundador de Spain Business School te recomienda algunas de ellas:

Innovación

Es importante recalcar que la innovación no es lo mismo que la invención. Mientras la invención es “crear, diseñar, idear o producir alguna cosa nueva que antes no existía”, la innovación es “cambiar las cosas introduciendo novedades”. Innovar es, pues, el arte de convertir las ideas y el conocimiento en productos o servicios que el mercado valore. Es decir que después de la idea se materialicen en algo concreto.

Según Kumar Nochur, consultor y formador implementando la innovación, con más de 20 años de experiencia, existen tres tipos diferenciados de innovadores:

  • Los generadores de ideas

Que son aquellos que conciben las ideas creativas. No tienen por qué pertenecer al departamento de Investigación y Desarrollo, pueden ser de cualquier otra área de la empresa. Aquí entrarían en juego los creativos.

  • Los facilitadores

Que son aquellos que ayudan a crear las condiciones necesarias para ejecutar la idea. Proporcionan información, recursos y apoyo para que esa nueva propuesta que les han contado se transforme en un nuevo producto, servicio o proceso.

  • Los promotores

Son aquellos que asumen la responsabilidad de ejecutar las ideas. Un promotor comprometido asumirá con entusiasmo el proceso de promocionar la innovación y de ponerla en marcha. Es la pieza necesaria para terminar el rompecabezas de la innovación.

Hay muchos innovadores generadores de ideas, incluso muchos facilitadores, pero si no son promotores, o no encuentran al promotor, esas ideas se quedan en eso, en ideas. 

Encontrar un promotor muchas veces no es tarea fácil. No son muchas las personas que quieran comprometerse a poner en práctica las ideas creativas, principalmente porque suelen encontrar resistencia.

Siguiendo los consejos de Kurmar Nochur se necesitan siete pasos para poder poner en práctica una innovación

Dependiendo de las características de la situación, algunos de estos pasos se pueden llevar a cabo simultáneamente o se pueden regir por otra secuencia distinta.

Phillip Kotler, uno de los padres de la mercadotecnia, recomienda a las empresas con una posición líder en el mercado, que realicen una continua innovación en sus productos y servicios.

Creatividad

En cuanto a la creatividad, cabe decir que hay personas con más facilidad a la hora de ser creativos, ya que poseen ciertas cualidades que les hacen tendentes a ello. A estas personas la creatividad les puede surgir en cualquier momento y en cualquier circunstancia de su día a día.

Para otras personas es necesario ejercitar y desarrollar esas habilidades. Algunas recomendaciones, si no las tienes, son:

  • Fuérzate a ser más observador. Aunque seas “despistado” puedes hacer ejercicios para obligarte a prestar atención.
  • Sal de tu zona de confort y prueba nuevas cosas.
  • Saca partido de tu propia experiencia y observa a tu competencia.
  • Infórmate. Procura estar al día con todas las tendencias del sector en el que mueves.
  • Controla los cambios que se producen en los hábitos. Actualmente estamos sumidos en una pandemia que está cambiando muchos de los hábitos que teníamos, pero en situaciones “normales” estos cambios también existen, a menor nivel, pero los hay, ya sea por tendencias de edad, geográficas, de sexo…

A nivel empresarial existen herramientas que nos ayudan bastante en el proceso creativo. La más conocida, el brainstorming.

La tormenta de ideas, o brainstorming, desarrollada por Alex Osborn en los años 30, es una de las técnicas. Consiste en hacer una reunión de compañeros, dirigida por una persona que sea el responsable que guíe al grupo. Esta técnica es muy fácil porque solo se necesita la participación de varias personas que den su opinión sobre las diferentes ideas planteadas. Durante la reunión pueden surgir críticas, a veces destructivas, y acabar con la “muerte de la idea”, pero también puede derivar en la generación de otra idea mejor.

La reunión se realiza en un tono distendido, en el que cada participante exprese libremente su opinión o plantee sus dudas sobre la idea, que ya ha sido expuesta previamente. El método consiste en asociar nuevas ideas y, por lo tanto, ninguna es desestimada en un principio, aunque parezca muy alocada.

Otras técnicas que también funcionan:

  • De lo Imposible a lo Posible (Impossible to Possible): Ante un problema o tema determinado se fomenta la generación mediante la visualización de la situación desde diferentes perspectivas. Lo que provoca es la aparición de nuevas alternativas de solución.
  • Memoria Futura, que permite la visualización del tipo específico de realidad que quieres atraer a tu vida. La memoria, generalmente, se utiliza para referirnos a hechos pasados, pero en este caso la usamos asociando ese mecanismo a la idea de proyectar hacia delante. Consiste en realizar un viaje al futuro y visualizar el éxito del proyecto o de la tendencia en un periodo entre 1 y 3 años.
  • Los mapas mentales. Recomendada para resolver problemas complejos. El objetivo es ordenar las ideas en el cerebro y poder presentarlas de forma visual para su mejor comprensión. Es una técnica de carácter gráfico que consiste en utilizar una palabra o concepto clave como punto de partida e ir aumentando las ideas en forma de ramas de árbol o de estructura radial. Se trata es de facilitar la comprensión de una cuestión o problema y ayudar a su interpretación.

Muchas veces disponer de una buena idea no es sinónimo de éxito, pero, aún siendo un fracaso, siempre es un buen aprendizaje.