viernes, octubre 7, 2022

Celebra tus RR.PP en La Cerda, nuevo restaurante en el barrio de Chueca

Abre el restaurante “La Cerda” del Grupo Le Cocó, que cuenta con más de ocho años de experiencia en el sector y del que forman parte otros conocidos restaurantes madrileños como Fellina, Antonella, Giulietta o El Columpio.

Por Redacción, 20 de septiembre de 2022

La Cerda es un restaurante diferente, singular e ingenioso, donde se puede comer sin restricciones de ningún tipo y donde lo ordinario se hace distinguido, disfrutando de su cocina mediterránea de calidad, con un toque de snack, original y sabrosa.

En La Cerda se pueden encontrar platos de todo tipo, desde hot dog de chopitos rebozados en pan brioche con alioli de cítrico y menta hasta una ensaladilla rusa metida en una matrioska en forma de cerdita rosa.

Esta presentación de sus platos pretende causar furor y hace sonreír a los comensales: un recipiente en forma de hamburguesa rosa para disfrutar de una deliciosa burguer; un plato en forma de cerdo para los tacos; una original caja para la tarta de queso… una manera de completar la experiencia de este peculiar local.

La Cerda es un espacio políticamente incorrecto que sorprende por su imaginación, su personalidad auténtica y su sentido del humor.

Todo el restaurante está decorado para no dejar a nadie indiferente, ambientado con una tenue luz rosa acorde con los neones decorativos que decoran la estancia. Además, su icono, una cerda, está presente en todo el local en forma de platos, peluches, decoraciones voladoras e incluso en una galería pigtoriana con divertidos cuadros de lo que pudieron ser cerdos ilustres.

Su decoración tiene un toque pin up inspirado en los locales de los años 50 a la vez que mantiene una temática moderna y sinvergüenza. Una idea que partió del propio equipo de marketing de Le Cocó y a la que terminó de dar forma el diseñador José Piñero, de estudio Piñero.

Para comidas y cenas a cualquier hora del día, todos los días de la semana. Y, además, cócteles. Más allá de un restaurante La Cerda es una experiencia que merece la pena vivir.