domingo, junio 7, 2020

Solidaridad entre agencias y periodistas durante el Covid-19

Sin duda, vivimos el momento ideal para la reflexión. Para reflexionar sobre qué pueden hacer las marcas, para aprender a distinguir entre buenas y malas prácticas, para adelantarnos a los cambios que llegan día a día y para intentar dilucidar qué tipo de comunicación deberemos hacer cuando todo esto haya pasado.

Artículo de Ana Zumalacarregui, Directora General de TRUE PR/ 1-Abril 2020

Y eso lo estamos haciendo y lo estamos haciendo bien, ya sea desde nuestras propias agencias o de plataformas sectoriales como #Pararparaseguir. Porque no cabe duda de que las empresas se la están jugando en la crisis. Lo que están haciendo a nivel social, comercial y en materia de Recursos Humanos y, sobre todo, cómo lo están comunicando determinará su éxito en la sociedad de mañana.

Sin embargo, no estamos reflexionando, o no lo estamos compartiendo, sobre uno de los principales hilos conductores entre las marcas y la sociedad; uno que no valoramos lo suficiente y con el que nos encanta, en cambio, ser críticos: los medios. Los diarios y revistas, las webs más que nunca, las grandes cadenas de televisión y las emisoras de radio, pero, por encima de todo, los periodistas. Profesionales que están aprendiendo a trabajar de otra manera, que se están enfrentando también a una crisis dentro de su propio negocio, que se arriesgan saliendo a la calle a cubrir la noticia para que todos sigamos informados y que continúan dando difusión a esas iniciativas solidarias que les enviamos las agencias y gabinetes de prensa.

Y precisamente porque de solidaridad va la cosa, ahora es cuando más debemos detenernos y pensar en ellos. ¿Qué nuevas necesidades tienen? ¿Cómo prevén la actualidad en un hoy en el que todo es incierto? ¿Cómo consiguen sacar adelante los diarios y los informativos con todas las limitaciones físicas que conlleva el confinamiento? ¿Cómo están cerrando los números de mayo de las revistas mensuales sin saber cómo vamos a estar el 20 de abril que en teoría están en quioscos? ¿Cómo se informa en el caos? ¿Qué temas interesan más allá del COVID-19? ¿Interesan temas más allá del COVID-19? ¿Podemos ayudarles a conseguir inversión publicitaria que les permita salir adelante?

Hablemos con ellos, procuremos entender. Solo así podremos ejercer bien nuestra labor de consultoría en entornos cambiantes como este.

No son tiempos para Augure, ni notas de prensa masivas en copia oculta y mucho menos para Mailchimp. Son tiempos para el “uno a uno”, para mostrar humanidad en cada gestión, para demostrar que nos importan, para atender a sus necesidades de forma personalizada, ayudarles a sacar temas adelante y ofrecerles contenidos diferenciales. Hoy más que nunca es el momento para demostrar que no solo trabajamos para las marcas, si no que, como consultores de comunicación, somos capaces de dar un servicio a la altura de las circunstancias a nuestros mejores aliados, los medios.