miércoles, septiembre 23, 2020

Nextdoor cumple dos años en España y lo celebra con un rebranding

Nextdoor,  app y plataforma de barrio, acaba de lanzar su primer rebranding, que coincide con la celebración de su segundo aniversario en España, desde que lanzó el servicio en septiembre de 2018. Esta nueva imagen, que ya se puede ver en su web, sus aplicaciones de Android e iOS, y sus canales de comunicación como redes sociales y blog, se ha llevado a cabo simultáneamente en todos los países donde Nextdoor opera: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, Francia, Italia, Alemania, Países Bajos, Suecia, Dinamarca, y Australia.

Por Redacción, 10 de Septiembre de 2020

Todo empieza con un “hola”: el porqué del nuevo logo

Nextdoor, que nació en Silicon Valley y que tradicionalmente se identificaba con un logo en el que se podía identificar una casa, ahora cambia su imagen a un logo mucho más jovial, fresco, limpio, y sustituye esta casa por un N que simula un saludo, un “hola”. Un “hola”, por simple que parezca, es algo que tiene mucha fuerza, y con ese saludo, empieza cualquier relación entre vecinas y vecinos de un mismo barrio. Este pequeño gesto es el inicio de todas las relaciones humanas, en cualquier lugar del mundo.

El objetivo de este cambio ha sido mostrar, a través del logo, varios valores que son intrínsecos a la marca y la comunidad de Nextdoor: el sentimiento de pertenencia, la inclusividad, la amabilidad, la cercanía que aporta un simple saludo, la solidaridad o la empatía. Además, dejando de utilizar la “casa” como un elemento clave de su logo, Nextdoor es mucho más inclusivo e internacional, ya que no todos vivimos en una casa, podemos vivir en bloques de pisos, por ejemplo.  

El nuevo logo está inspirado en las relaciones que tienen todos los vecinos y vecinas. Se trata de un saludo que es universal y aporta, por un lado, calidez y cercanía, y, por otro, la certeza de que cuando salimos a la calle o nos conectamos a través de Nextdoor, y simplemente saludamos a nuestra comunidad, las posibilidades que vienen después son infinitas.

El poder de los pequeños gestos. El poder de los barrios, como comunidades.

La marca Nextdoor está basada en la idea de cómo los pequeños gestos pueden llevarnos a grandes actos. Desde empezar a hacer pequeños grupos para salir a correr a generar recomendaciones para apoyar al comercio local, cada acción define cada uno de nuestros barrios. El logo de Nextdoor es una invitación a que esos pequeños gestos ocurran. El verde, brillante y fresco, desprende esa bienvenida cercana. La forma de las letras está inspirada en las distintas formas que recuerdan a diferentes bloques de edificios que cualquier barrio puede tener.  En este sentido, Nextdoor es la vía para conectarnos unos con otros, y con todo lo que tenemos cerca: los comercios locales, las asociaciones e instituciones locales, e incluso los objetos que otras personas venden o donan, a pocos metros de distancia de casa. Con este rebranding, Nextdoor llama a la acción: es el momento de conocer a ese/a vecino/a que ves cada día y del que no sabes su nombre, de vender ese sofá a alguien que viva cerca, o de descubrir un buen restaurante al lado de casa. Nextdoor es la app del barrio, la que te conecta con tus vecinos y vecinas y te hace descubrir tu comunidad más cercana como nunca antes.

Maryam Banikarim, Head of Marketing and Global CMO en Nextdoor, explica: “Estábamos buscando una nueva imagen que reflejara nuestro mayor propósito, que es construir un mundo más amable donde todos tengamos un barrio con el que contar. Nuestro objetivo era asegurarnos de que nuestro nuevo logo mostraba cercanía y calidez, y que ilustrara el principal gesto que vemos, cada día, en nuestros barrios, no importa en el país donde vivamos. Ese pequeño gesto es el principio de toda relación vecinal en Nextdoor y, ahora más que nunca, con todo lo que estamos viviendo como sociedad, es el momento de conectar con nuestro entorno más próximo, con nuestros vecinos y vecinas. Es el momento de ayudar a esa persona que se siente sola, a ese comercio local que necesita apoyo. O simplemente, de saludarnos, y el resto vendrá solo”.