miércoles, enero 27, 2021

La agencia Siberia se hace con el premio El Chupete con el corto ‘Navidades sin turrón’

El corto de animación ‘Navidades sin turrón’ es premiado en el Festival Internacional de Comunicación Infantil El Chupete. Esta pieza creada por la agencia valenciana Siberia para Turrones Picó acumula varios galardones gracias a su mensaje de compromiso contra el cambio climático.

Por Redacción, 4 de diciembre de 2020.

La Navidad no sería igual sin las abejas, y así nos lo demuestra el cortometraje “Navidades sin turrón”; una historia en la que el tradicional dulce navideño ha desaparecido porque no existen abejas que produzcan miel, uno de sus ingredientes principales, lo que lleva a su joven protagonista a luchar contra la extinción de las abejas.

Este motivo e inspirador cortometraje de animación, de la agencia Siberia para Turrones Picó, ha sido merecedor del Premio El Chupete en la categoría Cine y Televisión en el Festival Internacional de Comunicación Infantil El Chupete.

‘Navidades sin turrón’ es el lema que la agencia Siberia ha escogido para llevar a cabo una serie de acciones que tienen como elemento fundamental este corto, que forma parte de las acciones publicitarias y de PR que la agencia desarrolló para la turronera en las pasadas navidades. Ese fue el inicio de una saga que ahora continúa con el corto “Hola Mundo”, que profundiza en el cambio climático, poniendo esta vez el foco en las plantas melíferas, y en cuya producción ha participado Estudio HAMPA, ganador del “Premio a la mejor película de animación” en los Goya con ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’, película con la que fue preseleccionado, además, al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. 

La creciente preocupación medioambiental ha inspirado al equipo creativo de la Agencia Siberia, dirigido por Jorge Cervera y Rafa Pomares, autores de campañas para clientes como Amstel, IKEA, Banco Sabadell o Granada Mollar, para los que recientemente han viralizado otra pieza audiovisual.  

Para el equipo, en este proyecto el propósito era crear un mensaje que emocionara al tiempo que sirviera de llamada de atención, que tocara al unísono el corazón y la conciencia, acercándoles a nuevos públicos a través del canal más efectivo hoy día: el digital. De ahí el protagonismo de la pieza audiovisual y la estrategia en RRSS. 

La aceptación ha sido tal que, en apenas quince días, esta tierna historia se hizo viral, con cerca de 3.000.000 reproducciones, y el sorteo en RRSS para obtener el merchandising (una maza de Picó refugio para abejas) superó todas las expectativas, teniendo que ampliar la edición limitada prevista.