martes, agosto 3, 2021

El Grupo Lactalis continuó reduciendo su consumo de agua y su huella de carbono en 2020

El Grupo Lactalis, empresa del sector lácteo a nivel mundial, lleva años trabajando en el fomento del desarrollo sostenible a través de la mitigación de emisiones de su propia actividad, de la eficiencia en el consumo de los recursos naturales y en el ahorro de la energía. En 2020 el Grupo Lactalis logró seguir reduciendo su consumo de agua, electricidad y energía térmica, así como también las emisiones de CO2 a la atmósfera, aun aumentándose la producción un 1,4% en comparación con el año pasado, según se recoge en su Informe de Responsabilidad Social Corporativa 2020.

Por Redacción, 15 de julio de 2021

Reducir el impacto medioambiental es uno de los principales compromisos corporativos del Grupo Lactalis. En España, una de las principales líneas de trabajo a nivel industrial, es alcanzar el mayor ahorro posible de recursos naturales y la máxima eficiencia energética en las 8 plantas de producción que el Grupo tiene en nuestro país, lo cual se consigue a través de la inversión financiera, la formación y la sensibilización de los empleados. La rigurosa gestión ha permitido reducir el consumo de agua un 2,7% en el último año, así como también un 1% el de electricidad y casi un 21% el de energía térmica.

En los últimos 10 años la planta situada en Granada, dedicada a la fabricación de leches clásicas, funcionales y enriquecidas, infantiles, batidos, horchata y bebidas vegetales, ha conseguido reducir dos tercios su consumo de agua y la planta de Lactalis Nestlé, situada en Guadalajara y dedicada a la fabricación de yogures y postres lácteos, lo ha hecho en un 38% y es, además, una de las pocas del sector que cuenta con la certificación ISO 50001 de eficiencia energética. También es ejemplo de buenas prácticas la fábrica de Villalba, situada en Lugo y dedicada a la producción de leche que, con menos de 1 litro de agua por 1 litro de leche, tiene una de las mejores ratios de la industria láctea a nivel internacional.

Reducción de la huella de carbono

Uno de nuestros principales objetivos es el de reducir la huella de carbono en todos los eslabones del ciclo de producción de nuestros alimentos: desde la granja, colaborando con los ganaderos para detectar áreas de mejora, hasta el transporte y, muy especialmente, en nuestra actividad industrial a través de la mejora constante de la eficiencia energética y el uso, cada vez mayor, de energías renovables”, explica Leopoldo Cabrera, coordinador de Energía y Medio Ambiente en el Grupo Lactalis Iberia.

La compañía, que está muy concienciada con la importancia de la transición hacia una energía limpia y renovable en España, calcula que en 2021 reducirá sus emisiones de CO2 a la atmósfera un 10%, ahorrando en un año la emisión de 26.950 toneladas de CO2 al año, lo que equivaldría a retirar más de 11.000 vehículos de la circulación. En 2020 Lactalis ya consiguió ahorrar en 2020 la emisión a la atmosfera de 25.976 toneladas de CO2.

Actualmente el Grupo Lactalis está explotando nuevas vías para seguir trabajando en la descarbonización progresiva de su actividad industrial a través de instalaciones fotovoltaicas en las cubiertas o terrenos de sus plantas de Villarrobledo, dedicada a la elaboración de quesos nacionales (con un consumo de 2,3 MWp), y de Granada, dedicada a la producción de leche (con un consumo de 3,13 MWp).

A pesar de la compleja logística que entraña su actividad -el Grupo Lactalis realiza 2.000 entregas diarias de unas 1.400 referencias distintas en toda España, a diferentes temperaturas- la compañía trabaja constantemente en la optimización de sus rutas de transporte, con un doble objetivo: reducir las emisiones de CO2, además de ser económicamente eficiente. Con la utilización de megatrucks y camiones aligerados propulsados con gas licuado, entre otras iniciativas como un Transport Management System, Lactalis consiguió en 2020 aumentar la capacidad transportada por viaje, con una ratio de 63 litros de leche transportada por cada kilómetro recogido, y reducir su huella de carbono, con el ahorro de 800 toneladas de emisiones de CO2 a la atmosfera.

Ecodiseño y economía circular

Lactalis invierte importantes recursos en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) para mejorar constantemente la sostenibilidad y el proceso de reciclaje de sus envases, esenciales para garantizar la seguridad alimentaria y preservar la calidad de los productos.  

Actualmente trabaja en la incorporación progresiva de PET reciclado en las botellas de leche con el objetivo de que antes del año 2025 tengan, como mínimo, un 30% de material reciclado, así como también de plásticos reciclados en sus films de agrupación de leche y quesos. Actualmente ya tienen un 30% de plástico reciclado y la compañía se ha comprometido a llegar al 50% en 2021. Además, Lactalis potencia, cada vez más, la línea de yogures y postres en envase de vidrio, un material circular e infinitamente reciclable.

Otras iniciativas destacadas son la migración de los briks a bio-based, un envase de cartón 100% reciclable elaborado con materias primas de origen vegetal (86%) y renovable y la incorporación de tapones atados en todos nuestros briks y botellas para evitar que estos no se reciclen adecuadamente y evitar así el impacto ambiental, especialmente el producido en los océanos.

Además, Lactalis trabaja de manera continua en la sustitución del plástico de fuente fósil en los tapones de leche, por otros materiales, como la caña de azúcar, lo que contribuye a una reducción de las emisiones de CO2 en un 18%.

Gracias a estos esfuerzos, Lactalis consiguió ahorrar 275 toneladas de plástico y 170 de papel entre 2016 y 2020.