domingo, septiembre 20, 2020

El coronavirus en los medios y redes, o cómo separar el grano de la paja

Las redes sociales del mundo entero están hablando sin parar del virus más famoso de la historia desde la peste negra o la peste española, que no tenía nada de española. En esta sociedad en la vivimos, las redes sociales son la vía principal e inmediata para informarnos pero ¿cómo sabemos qué informaciones son correctas y cuáles no?

Por Seguimedia-JP Media, 14-marzo-2020

Ante semejante mar de información y sin que los expertos conozcan a qué se enfrentan, lo que queda es identificar fuentes autorizadas, referentes que, aun con las todavía pocas evidencias científicas, tienen el criterio profesional y el know how suficiente para emitir tesis fundamentadas.

Como ante cualquier crisis empresarial, o de cualquier otra índole, es clave saber quiénes son los referentes a los que escuchar o de los que guiar nuestra acción.

En el caso del Coronavirus y a falta de otros actores de autoridad para informar sobre la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) es sin duda el mayor referente.

Sólo hay que ver la curva de interacciones e informaciones que se produjo el día 11 de marzo en España en todos los medios, el día después de la entrada en vigor de las primeras medidas de contención del virus por parte de las autoridades.

A las 18h del 11 de marzo se produce un espectacular pico de interacciones con más de 11K sobre la OMS en ese momento y un acumulado en toda la semana de 137,2K.

Twitter se come el pastel frente a otros medios de información con el 87,3% del total de informaciones en medios e interacciones en redes sociales en la última semana.

Sólo el 5,9 % de las interacciones son positivas y predomina el carácter neutro, lo que podría indicar que son de contenidos que informan sobre el virus.

Como curiosidad 109k de las 137k informaciones e interacciones totales de esta semana son sólo en la Comunidad de Madrid y Andalucía experimenta un crecimiento del 263 %.

Seguimedia-JP Media es una compañía de análisis de medios de comunicación y redes totalmente tecnológica y se toma muy en serio las recomendaciones de la OMS. Toda su plantilla lleva días trabajando desde sus casas para colaborar en el control de la epidemia, facilitar la conciliación de sus empleados y crear conciencia sobre este grave problema de salud pública.