viernes, agosto 19, 2022

El nuevo escenario cookieless: una oportunidad para potenciar estrategias de captación

NICOLÁS CORROCHANO (PROGRAMMADS) / Una de las fuentes de datos más importantes para las marcas a la hora de diseñar estrategias de publicidad digital son las third-party cookies. Su función principal consiste en recopilar datos de la audiencia que puedan servir para conocer mejor sus gustos y necesidades, y de esta forma, se puedan personalizar las campañas llevadas a cabo y a la vez tomar decisiones fundamentadas en esos datos. Sin embargo, esta metodología ya tiene los días contados.

Por Nicolas Corrochano, socio y director general de Programmads para el Sur de Europa de Programmads / 20 de julio de 2022 

Con las decisiones de Google, anunciadas en 2020 y 2021, de eliminar definitivamente los datos de terceros de su navegador Chrome, el panorama va a cambiar este próximo año 2023 y es necesario implementar un ecosistema de first-party data. De hecho, desde nuestra posición como empresa especializada en tecnología aplicada a campañas digitales, estimamos que más de un 40% de las agencias esperarán hasta el último momento para comenzar a adaptar sus estrategias a este nuevo paradigma.

En caso de no contar con un plan, la industria corre el riesgo de tener pérdidas por hasta 10.000 millones de dólares en ventas anuales, según prevé IAB en su último estudio “State of Data 2021”.

Soluciones digitales ante la desaparición de las third-party cookies

El fin de las cookies de terceros también plantea nuevas oportunidades y trae diversos beneficios para marcas y anunciantes. Mientras que la privacidad de los usuarios de la web se ve beneficiada, las marcas encuentran una oportunidad perfecta para potenciar sus estrategias de captación y personalización. Para adaptarse al marketing digital del futuro enfocado al first party data, los profesionales deben comenzar a implementar nuevas tecnologías para reforzar sus campañas.

Desde la inteligencia artificial hasta sistemas de Machine Learning, las tecnologías de vanguardia impulsan el modelado de los datos predictivos, sin el uso de identificadores personales, lo que favorece que los anunciantes comiencen a crear sus propias capacidades de conocimiento de datos sin comprometer la privacidad del consumidor.

Otras metodologías también se presentan como alternativas viables a la desaparición de las third-party cookies. Los Devices IDS, por ejemplo, permiten identificar el ID, email, y otros datos relevantes asociados a un dispositivo, favoreciendo la personalización.

Plataformas como los DSP de Amazon y de Google (Demand-Side Platform, por sus siglas en inglés) también permiten a las marcas tener a su alcance una gran variedad de herramientas que les permitan adaptarse a esta nueva forma de hacer las cosas. Al ser Programmads una de las pocas empresas europeas que es Google Marketing Platform EMEA Sales Partner y Amazon Ads Advanced Partner a nivel mundial, conocemos la importancia que tienen las soluciones especializadas Martech a la hora de ofrecer contenidos personalizados y de valor a los usuarios.

Por ello, aquellas empresas que innoven en su capacidad para optimizar de manera constante sus estrategias, en cuanto a la captación de leads y las soluciones de las que se valen para hacerlo, se encontrarán en una posición clave para desarrollar campañas publicitarias más efectivas y de mayor calidad ahora y el futuro.

Sin duda, podemos esperar una gran transformación en el mundo digital, pues las cookies de terceros existen desde hace más de 25 años. Este cambio afectará irremediablemente a la forma en la que las marcas realizan sus inserciones publicitarias. Por tanto, este proceso de adaptación al nuevo paradigma se entiende como obligatorio para todas aquellas empresas que quieran seguir teniendo una presencia notable en la web y éxito en sus campañas publicitarias.

A más o menos 5 meses de la entrada en este nuevo escenario, animamos a marcas y anunciantes a contar con las herramientas tecnológicas adecuadas que les faciliten la captación, conexión, análisis y amplificación de los first party data a través de un partner estratégico.