sábado, julio 2, 2022

Continental fabrica los primeros neumáticos a partir de botellas de plástico recicladas

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, los distintos centros de Continental contribuyen de forma decisiva al cumplimiento de la estrategia de protección del clima, y fabrica los primeros neumáticos a partir de botellas de plástico recicladas y da nueva vida a los neumáticos fuera de uso.

Por Redacción, 17 de mayo de 2022

En este sentido, lograr un impacto que repercuta positivamente al medioambiente es crucial y posible a través de pequeñas acciones individuales y sencillas y eso pasa también por los neumáticos. De esta manera, los distintos centros de Continental contribuyen ya de forma decisiva al cumplimiento de la estrategia de protección del clima, cuyo objetivo es operar de forma neutra en carbono en toda la cadena de valor y utilizar el 100% de materiales producidos de forma sostenible para el 2050.

Continental y el reciclaje de botellas de PET para crear neumáticos

La compañía de Hannover incorpora desde principios de año el uso de poliéster reprocesado obtenido de botellas de plástico recicladas en la producción de sus neumáticos. El material utilizado es el plástico PET o tereftalato de polietileno, un polímero plástico que se obtiene a partir del etileno y el paraxileno. El nuevo hilo de poliéster sostenible que obtiene Continental, son botellas PET tratadas mediante un proceso mecánico que se utilizan en la fabricación de la carcasa del neumático, sustituyendo de manera total y completa al poliéster convencional. Las primeras unidades de esta tecnología estarán disponibles a partir del mes de junio en algunos países de Europa.

En este sentido, Continental ha desarrollado una tecnología innovadora y especial para reciclar las botellas de PET sin utilizar los pasos químicos intermedios necesarios hasta ahora y hacer que el hilo de poliéster sea funcional y cumplan estrictamente con los elevados requisitos mecánicos del neumático sin perder calidad.

Para conseguirlas, se sigue un proceso de reciclaje en donde para producir un juego de neumáticos se utilizan 40 botellas de plástico, entre 9 y 15 en un solo neumático y en donde éstas primero se clasifican, después se les quitan los tapones y finalmente se limpian mecánicamente. Tras ser trituradas, se funden y granulan. A continuación, se realiza la polimerización en estado sólido y un proceso de hilado modificado. Este proceso de fabricación modificado permite obtener hilo de poliéster para la construcción de neumáticos a partir de las botellas de PET sin ningún proceso de polimerización a partir de monómeros.

Proceso de pirólisis para darle otra vida a los neumáticos de Continental

Continental no sólo está fabricando neumáticos con material reciclado, sino también ha puesto en marcha un acuerdo con Pyrum Innovation, especialista en pirólisis de neumáticos al final de su vida útil con el objetivo de optimizar y expandir el reciclaje de neumáticos fuera de uso mediante la técnica de pirólisis.

La técnica consiste en obtener negro de humo recuperado (rCB) de gran calidad para la producción de los neumáticos. El negro de humo es un recurso utilizado en la producción de neumáticos y en la fabricación de otros productos industriales de caucho. En este sentido, el rCB recuperado de los neumáticos al final de su vida útil ahorra materias primas fósiles y contribuye a reducir de forma significativa las emisiones de CO2. Su uso específico aumenta la estabilidad, la resistencia y la durabilidad en los neumáticos.

Jorge Cajal, director de Comunicación de Continental Tires España, afirma que “Para conseguir avances en materia de sostenibilidad, tenemos que ser consecuentes y cumplir con lo estipulado. De esta manera, Continental fabrica neumáticos a partir de botellas PET totalmente recicladas desde el pasado mes de abril y convertimos neumáticos fuera de uso en nuevos neumáticos desde marzo, manteniendo la rueda del reciclaje y el compromiso con el medioambiente.  No hay que olvidar que un eje fundamental de nuestra compañía se centra en potenciar en primer lugar la seguridad de la movilidad, la calidad del producto y al mismo tiempo ser respetuosos con el medioambiente en la fabricación de nuestros neumáticos. La apuesta de Continental es sólida y está centrada en lograr el objetivo de conseguir una producción totalmente sostenible como tarde en el año 2050”.