miércoles, octubre 27, 2021

5 claves sobre SEO y SEM para posicionar tu web en los primeros resultados de búsquedas

ARTÍCULO DE DANIEL GÓMEZ (METRÓPOLIS COMUNICACIÓN) / «¿Quieres esconder un cadáver? La segunda página de Google es el lugar perfecto». Este es uno de los chistes más manidos en el universo del marketing digital, pero aunque no sea digno del refinado humor inglés, no le falta razón.

Por Daniel Gómez, especialista en SEO y SEM de Metrópolis Comunicación / 15 de septiembre de 2021

La capacidad de atención media de quienes nacieron entre 1981 y 1996, los conocidos millenials, es de tan solo 12 segundos. Por su parte, la generación Z, los nacidos entre 1996 y 2012, apenas pueden dedicarte 8 segundos de su tiempo.

¿Crees que la mayoría de estas personas van a pasar de la primera página de Google? Posiblemente no.

Por lo anterior, toca tomar consciencia de que tu web tiene que posicionarse en los primeros lugares de búsqueda. De ahí que tengas que familiarizarte y sacar el máximo partido al SEO y al SEM.

El Search Engine Optimization, más conocido como SEO u optimización de los motores de búsqueda, es el conjunto de técnicas y estrategias con las que situar tu página en lo más alto de Google u otro buscador de manera orgánica.

Esto último ya te hace pensar que no es un proceso inmediato. La clave del SEO es ofrecer al usuario la mejor experiencia posible, lo cual requiere tiempo, método y constancia. La buena noticia es que existe una manera de acelerar este proceso a través del Search Engine Marketing, SEM.

El SEM es la publicidad de pago en buscadores. Con una correcta planificación de palabras claves, así como con la adecuada elección de la audiencia, es posible posicionarse en los primeros resultados de búsqueda de forma inmediata.

¿Suena maravilloso lo del SEM? Lo es, hasta que el presupuesto se acaba y las palabras claves caen en el olvido. De ahí que lo ideal sea combinar estos dos mundos, el SEO y el SEM, para asegurarnos de estar siempre bien posicionados. Además, ¿de qué vale hacer campañas de pago si luego tus contenido no garantiza una buena experiencia de usuario?

Aunque es necesario trabajar el SEO y el SEM de forma coordinada, no hay que olvidar que cada campo requiere un alto nivel de especialización y adaptabilidad. Los buscadores de internet están en constante proceso de transformación, por lo que hay que estar siempre alerta y al tanto de las últimas tendencias.

Piensa en el usuario

El fundador y CEO de la agencia de publicidad ramarketing, Rama Sehgal, es un firme defensor de que una buena estrategia SEO siempre pasa por situar al usuario en el centro de la estrategia.

“Aparte de cualquier cambio de algoritmo técnico, la mayoría de los cuales están fuera de su control, simplemente asegúrese de que su contenido esté centrado en el buscador y el comprador”, afirma Sehgal en un comentario para la revista Forbes. “Esté allí, sea útil y aborde los problemas específicos que su comprador quiere resolver o arreglar. Concéntrese en su usuario; su sitio funcionará mejor y, por lo tanto, se posicionará mejor”.

Los clics son cada vez menos importantes

La agencia SEO Melbourne elaboró un informe de estadísticas sobre buscadores para tener en cuenta en 2021. Y uno de los datos más relevantes que presenta es que más de la mitad de las consultas que se hacen en Google, unas 175.000 millones, terminan sin ningún clic en la web.

Esto no tiene por qué ser malo, pero sí hay que tenerlo en cuenta para optimizar todo lo posible la web a la intención de los usuarios, poniendo el foco en los featured snippets y en funcionalidades novedosas como las de Google My Busines, que ahorran el número de clics que tiene que hacer un usuario.

El ser humano sigue siendo más inteligente que las máquinas

La proliferación de sistemas de inteligencia artificial a la hora de redactar textos en internet es una realidad. La agencia Animalz advierte que este tipo de contenidos crecerán como las setas a medida las tecnologías se vayan haciendo más y más inteligentes. Tanto que serán capaces de escribir con técnicas SEO y colocar palabras claves para que el texto se posicione bien.

Sobre este punto, caben dos consideraciones. La primera es que por suerte para los humanos, el algoritmo de Google cada vez valora más la originalidad. Premia que los artículos sean únicos, que incluyan contenidos de expertos, datos, infografías… Y a la vez que premia, penaliza todo aquello que pretenda una sobreoptimización, como se hacía antaño repitiendo palabras claves por todos los lugares del texto, atentando contra la escritura natural.

Sin embargo, como no hay que subestimar a la inteligencia artificial -que nunca para de aprender- el posicionamiento SEO tendrá cada vez más en cuenta indicadores como la autoridad de dominio y la calidad de los enlaces que refieren a la web. De ahí que las relaciones públicas digitales -la capacidad de tener links en web de prestigio y relevantes para los buscadores- cobran cada vez más relevancia.

Aprovéchate de las máquinas para optimizar tu tiempo

Los algoritmos de los buscadores procesan cada vez más y más datos. Google, por ejemplo, es una empresa que cada vez emprende más procesos de automatización en sus herramientas. En base a los datos que generan, sus robots van aprendiendo y ejecutando, por lo que las campañas prácticamente se optimizan solas, dejando a un lado la labor humana.

Pero no hay que dejarse intimidar por los robots. Esto hay que verlo como una oportunidad. Optimizar campañas es una tarea monótona. Casi repetitiva. Aprovecha el tiempo que te libera la automatización para pensar en acciones y estrategias verdaderamente diferenciales.

Piensa en las búsquedas por voz para elegir tus palabras clave

En el mundo de los buscadores hay una tendencia imparable y es la de las búsquedas por voz. Ya en 2019 el servicio de estadísticas de Microsoft afirmaba que un cuarto de la población mundial en línea estaba usando la búsqueda por voz en sus dispositivos. Otro dato relacionado es que el uso de los altavoces inteligentes se está disparando y, en consecuencia, se disparan las compras hechas directamente por voz.

Esto significa que la selección de palabras claves adquiere una nueva dimensión. No basta con posicionar los términos que mejor coinciden con tu marca. Hay que ir un paso más allá y pensar en búsquedas más elaboradas y propias del lenguaje natural de las personas. De ahí que las conocidas como keywords longtail cobren cada vez más importancia. Además, de momento siguen siendo más baratas que las shortail a la hora de diseñar una estrategia SEM. Aprovéchalo.

SEGURO QUE TE INTERESA…