jueves, diciembre 2, 2021

C&A rinde homenaje a supervivientes del cáncer de mama

C&A se suma al mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama para rendir homenaje a todas las supervivientes con su nueva campaña «The Bra Stories», en la que supervivientes de esta enfermedad cuentan su experiencia y que abarca el lanzamiento de un sujetador y un bañador adaptados a las necesidades de vestir de aquellas mujeres que han pasado por una mastectomía.

Por Redacción, 18 de octubre de 2021

Tras el éxito de «The Reminder Bra», C&A presenta «The Bra Stories», una campaña para toda Europa que dará visibilidad a los testimonios de mujeres que, tras una mastectomía, han luchado contra el cáncer de mama. El conectar con ellas crea un vínculo emocional que constituye el eje de esta acción, la cual muestra el viaje a través de una enfermedad. Los rostros que participan comparten un mensaje de esperanza y siguen insistiendo en la prevención para poder lograr la detección precoz.

A esta campaña le seguirá el lanzamiento del primer sujetador para mastectomía de C&A, dirigido a mujeres que han sido sometidas a intervenciones quirúrgicas de pecho. Este sujetador cuenta con bolsillos bilaterales dentro de las copas del sujetador para todo tipo de prótesis de cirugía post-mastectomía. Las prótesis médicas pueden insertarse fácilmente, mientras que la ausencia de aros, la gran separación entre los pechos y las copas totalmente forradas de algodón, esenciales para la piel sensible, permiten un ajuste cómodo. En España, estará disponible próximamente a través de la web en tres diferentes estilos, cada uno en dos colores diferentes.

Además, C&A lanzará su primera colección de prendas de baño para mastectomía, con bolsillos totalmente integrados y una mayor cobertura para mantener la prótesis en su sitio. La gama de trajes de baño se compone de un bañador, un tankini y un bikini con dos estilos de braguitas disponibles en negro liso y en un sencillo estampado de lunares azul marino para el uso diario.

Por otro lado, asociado al reto realizado por la Asociación Teta & Teta, la marca de moda lanzará un innovador sujetador para mujeres que han decidido quedarse con un solo pecho. El producto estará disponible próximamente en su tienda online.

» C&A continúa reforzando su compromiso de dar visibilidad a esas heroínas que han superado esta enfermedad y de enviar un mensaje a todas las mujeres para la detección precoz a través de las visitas médicas y la autoexploración. Las mujeres son parte esencial de nuestra marca y nuestro objetivo es proteger su bienestar y su salud. Por eso, hemos trabajado arduamente para crear unas prendas con las que podamos ayudar a las mujeres que han pasado por este tipo de cirugías a disfrutar igualmente de la moda sin limitaciones. A que puedan sentirse libres y vestir como quieran”, ha explicado Domingos Esteves, director general de C&A para España y Portugal.

Además, C&A se ha asociado con IBCSG, el Grupo Internacional de Estudio del Cáncer de Mama, con el fin de recaudar fondos para la investigación. Por cada publicación compartida en las historias de Instagram, etiquetando a @ca con el hashtag #TheBraStoriesbyCA, se donará un euro. Para ello, se contará con el apoyo de un medio de comunicación asociado a GRAZIA Europa, así como con diferentes perfiles de influencers que ayudarán a extender el alcance de la acción.

Cuatro mujeres extraordinarias como rostros de la campaña

Cuatro mujeres extraordinarias se han unido a C&A para esta campaña entre las que figura la española Cristina Inés Gill, quien conoció a mujeres en diferentes fases del cáncer a través de las redes sociales, formando con ellas una comunidad que se convirtió en su grupo de apoyo. “A pesar de lo duro que es, merece mucho la pena levantarse cada mañana y luchar por lo que la enfermedad nos quiere quitar, que al fin y al cabo es nuestra vida», asegura.

También está la suiza Michèle Müller, profesora de meditación, quien afirma que la lucha le permitió conectar consigo misma de una manera como nunca antes lo había hecho. «No diría que estoy agradecida por el diagnóstico, pero sí por la mujer en la que me he convertido gracias a él», explica.

Por su parte, la francesa Coraline Ball cuenta que su camino comenzó con la enfermedad de su madre. Después, al saber que era portadora del gen BRCA1, decidió someterse a una mastectomía preventiva. Este acontecimiento le impactó de forma contundente. «Desde mi operación, veo la vida de otra manera. Lo hago todo positivo, disfruto de cada momento, soy mucho más feliz y más benévola conmigo misma. Soy más tolerante y paciente con los demás».

Y, por último, la alemana Carolin Kotke, a quien afirma que, a pesar de lo difícil de enfrentar esta realidad, ha conseguido centrarse en las cosas que realmente le importan: dejó su antiguo trabajo, volvió a escuchar a su cuerpo y encontró una nueva pasión en la nutrición. «Ahora disfruto de las cosas pequeñas. Ya no veo los problemas como problemas, sino como retos positivos, como oportunidades».