X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ARTÍCULO DE MARINA PULIDO Y JOELLE ESMORÍS, DIGITAL MANAGER Y ASSOCIATE DE BURSON MARSTELLER

Estrategias de contenidos digitales: ¿Y si comenzamos por el Inboud Marketing?

2015 ha sido un año donde se ha hablado constantemente del Marketing de Contenidos para las plataformas digitales de  marcas y empresas. Sin embargo se plantea en muchos casos desde un enfoque simplista y obvio, convirtiéndolo casi en un “commodity”.

POR MARINA PULIDO Y JOELLE ESMORÍS, DIGITAL MANAGER Y ASSOCIATE DE BURSON MARSTELLER. domingo 03 de enero de 2016

MARINA PULIDO Y JOELLE ESMORÍS
MARINA PULIDO Y JOELLE ESMORÍS

Aunque se es consciente de la importancia de la estrategia de contenidos nos encontramos casi siempre las mismas sugerencias, que se ponen en marcha de manera sistematizada y a corto plazo sin aportar valor, como por ejemplo: trabajar textos optimizados en el SEO, crear contenidos que sean capaces de viralizarse en RRSS, definir los contenidos que más interesan a nuestra audiencia, la creación de formatos originales, etc. 

 

 

Demos un paso atrás. Planteemos estrategias de contenidos desde una perspectiva más involucradora. ¿Qué encontraremos?  El Inboud Marketing. Una metodología en la que se ha dejado de pensar, pero que sin embargo es esencial para el éxito de los contenidos de una marca o empresa.


Brian Halligan, cofundador de Hubspot, definió el Inboud Marketing como el simple hecho de hacer que “sea el usuario quien nos encuentre a nosotros en vez de interrumpirle en su día a día”.  Se trata de contenidos que se difunden a través de diferentes canales con el objetivo de conseguir que el usuario obtenga un valor añadido en el mensaje, en lugar de presionarle para que acceda a consumir nuestros contenidos. 

 

Es un proceso lento, a través del cual se conoce mejor a los usuarios y que además nos ayuda a entender mejor sus necesidades,  nos permiten acompañarlos y no interrumpirles.

 

Fases del Inboud Marketing


Existen diferentes fases con las que los usuarios se encuentran al interactuar con los contenidos. En ellas debemos tener en cuenta que, según el punto en el que se establece el contacto, se necesitarán distintas versiones, formatos y acciones.


Por ejemplo, existe una diferencia drástica entre los contenidos que se desarrollan para conseguir que un usuario interactúe con un mensaje y los que se crean como respuesta una vez éste ya ha hecho click.


En resumen, las fases se dividen en:


DESCUBIR -> CONVERTIR -> ACTUAR -> VIRALIZAR

 

¿Cómo se pone en marcha el Inboud Marketing?


1. Identificar a los “buyer de personas” y sus necesidades: diseñar varios personajes distintos que representen a las diferentes audiencias del cliente. No sólo desde el punto de vista sociodemográfico, sino creándoles verdaderas identidades con referencias a sus: gustos; preferencias; preocupaciones; estilos de vida, familias, formas de relacionarse; etc.

 

2. Ser objetivos con los recursos disponibles: tanto en referencia a los que puede proporcionar la marca o empresa a sus clientes, como los que la agencia que desarrolle los contenidos puede poner sobre la mesa (según el presupuesto definido):


  • Internamente: qué contenidos tiene la empresa disponibles, qué personas nos pueden ayudar de manera regula a la generación de mensajes, con qué presupuesto contamos a largo plazo, etc.

 

  • Desde la agencia: qué equipo debemos implicar, qué recursos hay para la dinamización de los contenidos, quiénes y cómo se va a realizar el posterior análisis, valorar si es necesario la contratación de algún software externo, etc.

 

3.  Creación y revisión de contenidos de valor: siguiendo el ciclo del Inboud Marketing, deberíamos plantear los contenidos según el momento en el que tiene lugar el contacto con el usuario y lo que queremos conseguir en ese determinado momento. Por ello, deberíamos estructurar los contenidos atendiendo a varios parámetros.

 

 

4. Acompañar al usuario en su interacción con el contenido: a medida que el usuario va interactuando con el contenido se debería evaluar el nivel de conocimiento y maduración que los usuarios van adquiriendo de las temáticas expuestas. Esto nos permite ser más flexibles y adaptar las acciones y mensajes a las distintas etapas por las que pasa el usuario en su relación con la marca o empresa.

 

Desde lo más simple, que puede ser contestar en tiempo y forma a preguntas frecuentes en redes sociales, hasta conocer las características que un usuario reclama de los productos para decantarse por ellos en una compra online.

 

5. Analizar y ajustar: no sólo se trata de valorar el nivel de aceptación de los contenidos a través de los parámetros habituales: likes, visitas, clics, etc., sino de realizar el cruce de esos parámetros según las plataformas en las que se ha difundido los mensajes.  

 

Además, se debería hacer frecuentemente para conocer dónde está situado el usuario, hacía donde se mueve (cuáles están siendo sus tendencias) y poder así impactarlo de nuevo sin interrumpirle. 

 

Y recuerda que esta metodología se centra en estar junto a los usuarios, no molestarles.

 

Comentarios (0)

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Hoteles para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos
Escenarios para eventos