X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

apps móviles: cuando el contenido de las marcas viaja en los bolsillos del consumidor

POR BEATRIZ GARCÍA CABAÑAS (MANAGER) Y BÁRBARA GÁLÁN (CLIENT EXECUTIVE DE BURSON MARSTELLER). Desbloqueas la pantalla de tu smartphone… y ahí están: todo un universo de apps que te definen como usuario y consumidor. Ya sean funcionales, de estilo de vida o simplemente de ocio, hoy en día cada individuo cuenta con una media de 39 aplicaciones en su dispositivo móvil1. Pequeños contenedores de información o simplemente herramientas que nos facilitan la vida, ya sea para pedir comida a domicilio, hacer shopping, estar informados o divertirnos. En cualquier caso, las apps móviles han venido para quedarse.

POR BÁRBARA GÁLÁN Y BEATRIZ GARCÍA CABAÑAS. jueves 06 de noviembre de 2014

BÁRBARA GALÁN (A LA IZDA) Y BEATRIZ GARCÍA CABAÑAS
BÁRBARA GALÁN (A LA IZDA) Y BEATRIZ GARCÍA CABAÑAS

El último informe sobre el mapa de aplicaciones en España, publicado por The App Date en el mes de septiembre, realiza una radiografía perfecta sobre el consumo de aplicaciones a través de nuestros ya inseparables teléfonos inteligentes y lleva, tras una lectura detallada, a plantearse cómo se pueden aprovechar estas herramientas para la difusión de contenido y mensajes propios. Más de 23 millones de ciudadanos se han declarado en nuestro país usuarios activos de aplicaciones y seguimos siendo líderes europeos en la penetración de smartphones.

 

No es de extrañar, por tanto, que tal cantidad de clientes potenciales y el panorama económico actual haya atraído a un gran número de desarrolladores y haya supuesto el punto de partida para muchos emprendedores que han visto en el mundo de las aplicaciones móviles una oportunidad para el desarrollo de start ups y el inicio de una aventura empresarial que, en muchos casos, está teniendo gran éxito.

 

Nos gustaría poner unos ejemplos de apps que nos han llamado la atención y que están triunfando: Cabify, SocialDiabetes y EYSAMobile. Cabify es una solución de movilidad urbana, ofreciendo vehículos con chófer para cualquier situación. Lo utilizo con frecuencia y me sorprende por su calidad y precio. Desde la app, el usuario puede solicitar un coche y ver en tiempo real dónde se encuentra el chófer que pasará a recogerle, esperando sólo cinco o diez minutos. ¿Otra ventaja? Que siempre sabes cuánto te va a costar el trayecto, independientemente del tráfico que haya y es más barato que un taxi!

 

Otro caso de éxito es el de SocialDiabetes, una app creada para ayudar a las personas que padecen esta enfermedad. A través de los diferentes apartados de la aplicación, (sugerencias de insulina, controles similares, sistema de hipoglucemias nocturnas, gráficas y estadísticas), el usuario es capaz de evaluar día a día su estado actual para intentar mejorar su control. Está traducida a ocho idiomas y fue una de las apps triunfadoras en la pasada edición de los Mobile Premier Awards.

 

Un curioso ejemplo es el de EYSAMobile, una app que facilita enormemente la tediosa tarea de estar pendiente del ticket del coche cuando aparcamos en zonas de estacionamiento regulado. A través de esta app, el usuario introduce una cantidad de dinero determinada –la que quiera- y, cada vez que deje su coche en zonas controladas, podrá pagar a través de la app. Gracias a esta aplicación, ya no es necesario llevar suelto en el bolsillo o entrar a cualquier establecimiento a pedir cambio para el parquímetro. Además, también permite gestionar las posibles multas que nos hayan puesto.

 

 

Vemos que, en los tres casos, el objetivo final es el mismo: ofrecer a los usuarios una solución a un problema actual –la movilidad urbana en Cabify, una herramienta útil para la salud en SocialDiabetes y facilitar la gestión de los tickets de aparcamiento en EYSAMobile-. Todas estas aplicaciones han sabido dirigirse a un público objetivo muy concreto -el informe de The App Date revela que los hombres están un poco más ‘enganchados’ a las aplicaciones que las mujeres (52% frente al 48%) y que el segmento poblacional de heavy users se sitúa en la franja de edad comprendido entre los 25 y los 34 años-, han trabajado en un software de calidad y, lo más importante, han sido el resultado final de una muy buena idea. Porque el secreto para que nuestra app tenga éxito no reside únicamente en lo creativa y original que sea, sino en su utilidad.


 


 

  "Hay que conocer bien cuál es el modus operandi del usuario para que nuestra app no acabe siendo desinstalada"    

 


 

 

No obstante, no debemos olvidar que la recomendación a través de amigos o familiares sigue siendo la primera modalidad de acceso ante una nueva aplicación. La experiencia en primera persona y la prescripción de alguien de nuestro círculo de confianza catapultan el éxito de una aplicación. Los medios de comunicación ocupan el segundo lugar en el acercamiento a las últimas novedades de este particular universo: las aplicaciones se han instalado en nuestra vida cotidiana de tal modo que ya no es necesario recurrir a publicaciones especializadas para encontrar las últimas novedades, son los medios generalistas los que recomiendan, analizan, testean, prueban y comparan unas apps con otras. En tercer lugar, los usuarios acceden también a apps desconocidas a través de las recomendaciones que los propios mercados de apps o centros de descarga ofrecen, para lo que es clave un buen posicionamiento de la misma en estos espacios así como una clasificación muy depurada de la misma para la búsqueda por categorías.

 

Ante esta realidad, es necesario analizar exhaustivamente este nuevo escenario y entender quiénes son esos consumidores devoradores de apps, qué contenido valoran en mayor medida, tiempos de consumo y modos de acceso. El contenido de una marca puede viajar hoy en día en el bolsillo del consumidor, pero hay que conocer bien cuál es el modus operandi del usuario para que nuestra app no acabe siendo desinstalada a escasos minutos de la descarga inicial.

 

En definitiva, la facilidad de uso, un diseño atractivo y limpio, y un contenido que deje al usuario impactado son las claves que garantizan ‘el flechazo’ con una aplicación. Pero no olvidemos que el usuario que se descarga nuestra app esperará algo más que eso: a cambio de ocupar una parte de la memoria de su smartphone, nuestra aplicación deberá aportar valor y diferenciarse del resto por ofrecer un servicio de verdadera utilidad.

Comentarios (0)

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Hoteles para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos
Escenarios para eventos