X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lídia Alcaide, consultora de Kreab Gavin Anderson

Te crees un Influencer, ¿pero realmente lo eres?

Lidia Alcaide publica un post en Qué es Comunicación (El blog de Kreab Gavin Anderson España) en el que clarifica lo que verdaderamente es un influencer. Este es un extracto de las principales ideas del post.

POR LIDIA ALCAIDE. jueves 14 de febrero de 2013

LIDIA ALCAIDE, ASSOCIATE DIRECTOR DE KREAB GAVIN ANDERSON
LIDIA ALCAIDE, ASSOCIATE DIRECTOR DE KREAB GAVIN ANDERSON

NUEVOS LÍDERES DE OPINIÓN

 

Además de una revolución en las formas de interactuar de los usuarios, Twitter se ha convertido en la plataforma de descubrimiento de nuevos líderes de opinión. Figuras capaces de influir con sus comentarios en una audiencia determinada y que han adquirido un cierto prestigio, situándose a un nivel similar al de los líderes de opinión ‘tradicionales’: periodistas y académicos, principalmente.

 

Sin embargo, llaman más la atención los casos de personas relativamente anónimas que saltan al estrellato tuitero y que son las que traen de cabeza a cualquier equipo de comunicación. Un comentario negativo suyo puede generar una corriente de opinión desfavorable y dañar la reputación, pero una gestión eficaz y a tiempo, puede reforzar la marca en la Red. 

 

REQUISITOS DEL INFLUENCER

 

Pero, ¿qué es un influencer? Podríamos decir que en Twitter influencer es aquel usuario que cumple los siguientes requisitos:

  • Tiene un número de seguidores remarcable (a partir de 1.000).
  • Ofrece opinión, información o comparte contenidos de forma más o menos constante sobre temas de distinta índole (muchos de actualidad).
  • Cuenta con una comunidad de seguidores dispuestos a interactuar y difundir mediante RT, de manera que el contenido puede llegar a superar las barreras virtuales y expandirse en ‘el mundo real’.

 

EL VOLUMEN NO SIEMPRE IMPORTA

 

Si desgranamos los requisitos uno a uno, veremos que el número de seguidores no siempre define la influencia. Existen personajes famosos con millones de seguidores pero a los que no siempre podemos considerar influencers, puesto que, aunque sus comentarios gozan de una amplia difusión, sus seguidores no se han conseguido por el efecto llamada estándar de Twitter de compartir contenidos, sino que viene dado por la notoriedad del personaje en el mundo offline.

 

LOS FALSOS INFLUENCERS

 

Entonces, ¿cuántos seguidores hacen un influencer? 1.000 es ciertamente una cifra reseñable pero no es significativa de la influencia que el usuario ejerce sobre sus followers. Hay cuentas de Twitter que no se identifican con una persona en concreto (con nombre y apellidos) que cuentan con miles de seguidores, pero los contenidos de sus comentarios (chanzas, sarcasmo, ironía…) no puede decirse que generen opinión, sino que más bien son un mero entretenimiento para su comunidad. Nos referimos a cuentas fake (imitaciones de la identidad con registros de humor) de organizaciones, políticos o personajes conocidos.

 

CAPACIDAD PARA INFLUIR

 

No se trata tanto de influir en general como de poder y saber influir en un público en concreto, en una comunidad, y de forma constante. La asiduidad con la que se emiten comentarios en Twitter también interviene en la creación de una reputación en esta red, pero lo importante es que dicha actividad sea de valor. Es decir, que se aporten opiniones interesantes, con contenidos de calidad y argumentaciones válidas, en definitiva, ser coherente y creíble. Atributos que demandaríamos a cualquier líder, ni más ni menos.

 

CAPACIDAD PARA CONECTAR

 

Por último, cualquier influencer que se precie debe contar con una comunidad interactiva, que comente los tuits (generando opinión) y sea proclive retuitear y, por tanto, actúe como amplificador del mensaje, en ocasiones, más allá del ámbito virtual. Este punto no depende directamente del influencer en cuestión, que no puede elegir la calidad de sus followers (¡de momento!), sino que podríamos decir que el éxito en este apartado se reduce a una cuestión muy básica: la conexión.

 

@Lidia_Alcaide

 

MÁS ARTÍCULOS DE COMUNICACIÓN, EN EL BLOG QUÉ ES COMUNICACIÓN

Comentarios (0)

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Hoteles para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos
Escenarios para eventos