X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Juan Ortega, Director de Comunicación y Marekting de Grupo Prescal

La renovada figura del Comunicador 2.0

Cada día somos más los profesionales los que nos comemos el terreno unos a otros, difuminando los límites entre el periodista, el publicista y el comunicador.

POR ANTONIO JUAN ORTEGA, DIRECTOR DE COMUNICACIÓN Y MARKETING DE GRUPO PRESCAL. lunes 05 de noviembre de 2012

ANTONIO JUAN ORTEGA
ANTONIO JUAN ORTEGA

Los tiempos de crisis que estamos sufriendo actualmente están castigando duramente al mundo de la Comunicación. Miles de profesionales de este sector han perdido su trabajo en lo que va de año, artículos ‘valorados’ en setenta y cinco céntimos, periodistas y publicistas reconvertidos en ‘gurus’ de las redes sociales y profesionales de Comunicación Audiovisual que todavía se replantean el futuro de sus estudios. Ahora, en un momento crucial para muchas profesiones, las tres ramas de la comunicación se unen para consolidar una nueva figura emergente: el Comunicador 2.0.

 

Mientras, la Universidad continúa formando a ciegas a miles de jóvenes sin abrir los ojos y contemplar las actuales exigencias profesionales, debido a unos planes formativos y profesorado que se han quedado estancados en tiempo más felices.

 

Actualmente, los medios de comunicación, las agencias y las empresas necesitan a profesionales ‘todo terrenos’ que sean capaces de realizar múltiples tareas. Las figuras del periodista, del publicista y del comunicador audiovisual se convierten en una nueva figura comunicativa compuesta por las diversas facetas de las tres especialidades. Este emergente perfil profesional debe saber redactar, maquetar, manejar gestores de contenidos CMS, realizar fotografías, retocarlas, grabar videos, editarlos, diseñar formatos publicitarios, conocer las técnicas de marketing online y gestionar las redes sociales y sus múltiples herramientas de monitorización y posicionamiento, entre otras funciones.

 

Eso sí, y mucha vergüenza torera para poder sobrevivir en este gremio en el que cada día somos más los profesionales los que nos comemos el terreno unos a otros, difuminando los límites entre el periodista, el publicista y el comunicador. En la teoría, parecemos tenerlo bastante claro, pero no tanto en la práctica. Hoy, somos los propios profesionales, quizás arrastrados por la actual crisis económica, los que estamos convirtiendo estas tres vertientes de la Comunicación en un solo puesto de trabajo, en una nueva figura profesional que permite a muchos seguir en activo en el complicado mercado laboral.

 

Así es la nueva figura del Comunicador 2.0. Ese periodista, publicista o comunicador audiovisual que, debido a la complicada situación actual, se ha convertido en un perfil camaleónico para poder optar a un puesto de trabajo. Pero, ¿están las Universidades adaptadas a las nuevas demandas y exigencias del mercado? Cada año, miles de universitarios finalizan sus estudios y apenas hay diferencias entre generaciones.

 

Los planes formativos están obsoletos y las universidades siguen anclada en las idolatradas figuras profesionales. Facultades que se esmeran en enseñar y practicar con métodos y técnicas arcaicas como el desaparecido tipógrafo, pero que se ‘permiten el lujo’ de impartir unas horas de programas prácticos y necesarios, como programas de maquetación como Indesing o Quark Xpress. Universitarios que finalizan sus estudios sin saber manejar correctamente programas de diseño como Photoshop y sin conocer el potencial de las redes sociales y las herramientas cibernéticas como uso profesional. No obstante, es cierto que en las últimas modificaciones desarrolladas en el reciente Plan Bolonia se aprecian una mínima evolución, pero éstas son insuficientes debido a la gran transformación que está sufriendo este sector producido, en gran parte, por el auge de las nuevas tecnologías.

 

Sin duda, son en estos momentos de crisis cuando los profesionales de la Comunicación tenemos que dar un paso al frente aportándole a las empresas un valor añadido para mejorar su competitividad, redactar artículos constructivos que incentiven la opinión crítica de la sociedad, desarrollar diseños innovadores capaces de atrapar al más distraído y realizar producciones audiovisuales de gran calidad, entre otros ejemplos.

 

Seguramente, llegarán tiempos mejores y será entonces cuando marquemos de nuevo los límites entre el periodista, el publicista y el comunicador audiovisual.

Comentarios (2)

Afanía - el 07/11/2012 a las 12:00

Ooooole!!muchas gracias por expresar de esta forma lo que muchos pensamos. Enhorabuena!!!

Facundo - el 08/11/2012 a las 17:38

Me quedo con la frase final e imagino a los que se quemaron las pestañas creando y sentando las bases de cada una de esas carreras para que hoy día por el vil metal mezclemos todo y nos bastardeemos los unos a los otros.
Facundo
www.duckideas.com

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Lugares para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Traducciones e Intérpretes
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos