X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ENTREVISTA CON SILVIA ALSINA, PROPIETARIA Y DIRECTORA GENERAL DE ROMAN

Silvia Alsina: "Las empresas están obligadas a cambiar su narrativa y replantear su negocio"

Silvia Alsina pasa revista al presente, pasado y futuro de Roman, una de las agencias de comunicación históricas de nuestro país.

POR REDACCIÓN. lunes 13 de mayo de 2019

SILVIA ALSINA
SILVIA ALSINA

¿Cómo y cuándo nació la agencia? 

 

Tras su paso como socio-fundador de la agencia Dupont & Dupont, en 1989 Santi Román funda Román y Asociados, The Public Relations Group. Yo entro de becaria en noviembre de 1992, en ese momento solo teníamos oficina en Barcelona, éramos 6 personas trabajando en la planta 14 del Edificio Autopistas. Nuestro trabajo básicamente era llevar la relación de nuestros clientes con los MMCC corporativos y de producto, además de organizar eventos para empresas. En ese momento no existía el correo electrónico, Google o las RRSS, por lo tanto, nuestras convocatorias, notas de prensa o clipping se mandaban por fax.

 

Al cabo de unos años abrimos oficina en Madrid donde llevamos ya 20 años y nos especializamos por equipos de Comunicación Corporativa, Producto y Tecnología, área en la que teníamos mucha experiencia y una importante cartera de clientes. En el 2011, el Presidente y primer accionista de la compañía tuvo un grave percance de salud que le llevó a dejar sus responsabilidades en la empresa. En 2012 ambos formalizamos una operación de compraventa por la que paso, de segunda accionista y Directora General de la compañía, a ser la propietaria de la agencia.

 

En ese momento planificamos un nuevo rumbo que pasaba por varias claves: especializarnos por servicios y no por oficinas, incorporar talento y abrir una oficina en Londres. Seis años más tarde triplicábamos nuestros fundamentales tanto por facturación como por estructura y cartera de clientes.

 

Para celebrar vuestro 30 aniversario, habéis abordado un cambio en marca. ¿Cuál es el objetivo de esta acción?

 

El mercado, la sociedad, las empresas y el sector están en permanente evolución y nuestra marca necesitaba adaptarse a estos cambios. El 30 aniversario era el momento idóneo para hacerlo y ante esto teníamos dos caminos, continuista o rompedor. Teníamos claro que nuestra ruta era continuista en el naming y rompedora en el tagline.

 

En el sector somos “los de Román”, ese es nuestro legado y lo que nos ha traído hasta aquí, pero nuestro día a día se explica con más precisión desde la gestión de la reputación, un intangible que ha ascendido al primer nivel de dirección de las organizaciones, del que dependen las cuentas de resultados de las empresas, en un nuevo contexto donde lo que haces, lo que dices y lo que opinan los demás sobre ti importa, y mucho.

 

¿Cuál diría usted que es la ventaja diferencial que más aprecian sus clientes?

 

La comunicación se proyecta para ayudar al negocio y para llegar a eso debes conocer en profundidad al cliente, su sector, mercado, entorno y contexto. Trabajamos mano a mano con nuestros clientes en la definición de su relato corporativo midiendo y trabajando las variables que inciden en su reputación y accediendo a los targets que influyen en su percepción pública. El objetivo es alinear las estrategias de comunicación con su capital reputacional y conectarlos con una sociedad crítica y atenta que reclama empresas y marcas veraces, coherentes, comprometidas y transparentes.

 

Tenemos un track-record de 30 años y de haber trabajado para más de 500 compañías, gran capilaridad relacional y capacidad de acceso e influencia para proyectar los objetivos reputacionales que favorecen el negocio de nuestros clientes.


En estos 30 años, ¿cuál o cuáles han sido los momentos más gratificantes que habéis vivido?

 

Yo particularmente muchos, la mayoría vinculados a la gestión de proyectos relevantes de comunicación, pero también a personas, clientes y equipo, excelentes profesionales que hacen que tu día a día sea muy gratificante y motivador. La celebración de los primeros 15 años, fue un hito muy importante, también la apertura de la oficina de Londres en 2013. Hoy, celebramos el 30 aniversario, y aún nos hace más ilusión si cabe. Tenemos muy presente y muy claro que somos la consecuencia de un sumatorio de esfuerzo, compromiso, dedicación y energía, individual y colectiva, que nos han permitido llegar hasta aquí.

 

¿Y los más duros y difíciles?

 

Yo más que momentos duros diría que esto va de esfuerzo… pero la vida, el trabajo, la familia, los negocios…todo necesita de esfuerzo. Cuando las cosas salen mal te levantas y sigues y cuando van bien las disfrutas sin perder de vista que todo es temporal y que lo único que puedes hacer es dar lo mejor de ti mismo. En los momentos duros se aprende mucho y necesitas también que existan para que cuando estás en los momentos buenos los valores doblemente.

 

El pasado año vivisteis un gran crecimiento con la incorporación de más de 20 clientes, del nivel de Cushman&Wakefield, Leroy Merlin, Ferrovial Aeropuertos, Utopicus, Epson, entre otros. ¿Cómo habéis conseguido este logro?

 

Trabajando en equipo con un proyecto claro y unos objetivos definidos, con un delicado equilibrio entre trabajar con excelencia para nuestros clientes a la vez que proyectar nuestra reputación para ser reconocidos en el mercado y que ello nos permita participar en los grandes proyectos y ganar cuota.

 

También estáis apostado fuertemente por el área de comunicación financiera. ¿A qué se debe esta apuesta?

 

Nosotros siempre hemos hecho Comunicación Financiera porque nuestro origen es la Comunicación Corporativa. Pero en los últimos años el incremento de clientes de este perfil nos llevó a crear una División especializada, primero en Barcelona, a la que incorporamos como director a Jordi Sacristán que venía de dirigir El Economista y Cinco Días los últimos 20 años, y más tarde en Madrid, incorporando como director en esta plaza a Iván Carballido que venía de dirigir la agencia DEVA Comunicación Financiera los últimos 5 años.

 

Además de la oficina de Barcelona y Madrid, contáis también con una oficina en Londres. ¿Cuál es el papel de esta última dentro de la estructura de la agencia?

 

La oficina de Roman en Londres trabaja para empresas e instituciones españolas con intereses en UK y actúa como hub internacional, coordinando y centralizando planes de comunicación internacionales para nuestros clientes. Trabajamos esencialmente para empresas cotizadas, Oficinas de Turismo, cadenas hoteleras e Instituciones culturales.

 

Háblenos del equipo que compone la agencia 

 

Somos más de 90 consultores, conmigo como máxima responsable en la Dirección General y un comité de dirección formado por 10 directores especialistas cada uno en su ámbito. A nivel curricular, como este trabajo es muy transversal, la gente llega desde distintas carreras, económicas, derecho, periodismo, publicidad y RRPP, ciencias políticas, filología... A partir de aquí continúa la formación y especialización, la comunicación está en permanente transformación y eso nos obliga a no bajar la guardia en la gestión y proyección del talento interno.

 

¿Qué proyectos tenéis de cara al futuro?

 

Seguir disfrutando con lo que hacemos, continuar creciendo, porque el que no crece, decrece. Seguir sintiéndonos orgullosos de nuestro ADN y marca y continuar sumando a nuestras filas profesionales entregados y a nuestra cartera, clientes con retos apasionantes. El año pasado entramos en el top 10 del sector por facturación y fuimos destacados como la agencia que más creció en los últimos 5 años, pero nuestro proyecto no va de rankings ni de premios, lo que nos motiva es no perder nuestra esencia.

 

¿Quiere comentar algún otro tema de interés?

 

El mundo ha cambiado y la sociedad, los mercados y los clientes reclaman empresas y marcas más honestas y comprometidas, la reputación es un activo esencial para el negocio y las compañías, sectores, instituciones y países están obligadas a cambiar su narrativa y replantearse su negocio. Los ODS y la Agenda 2030 marcan el camino a seguir. Porque ahora más que nunca, la reputación importa.

Comentarios (0)

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Hoteles para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos
Escenarios para eventos