X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ARTÍCULO DE MARÍA COBOS, CORPORATE DIRECTOR BURSON COHN & WOLFE (BCW)

El viento sopla de cola en comunicación interna

Pocas cosas han ayudado tanto en los últimos años a la comunicación interna como el auge de la transformación digital en las empresas.  

POR MARÍA COBOS, CORPORATE DIRECTOR BURSON COHN & WOLFE (BCW). viernes 14 de diciembre de 2018

MARÍA COBOS
MARÍA COBOS

Este proyecto está abocado al fracaso si no parte de la profunda creencia en el mismo por parte de la dirección; pero fracasará también si no pone al empleado en el centro, escuchándole y haciendo que forme parte activamente. Algunas empresas, aunque menos de las que debieran, ya han empezado a trabajar en este sentido.


El proceso de la transformación digital se ha revelado como el paradigma de la comunicación interna moderna. Ambos comparten valores como interacción, colaboración y transparencia y se están impulsando mutuamente. En primer lugar, en muchas ocasiones la comunicación interna es el campo de experimentación perfecto para nuevas tecnologías y formatos digitales innovadores que las compañías no se atreven a probar en otros ámbitos por lo que está promoviendo una enorme innovación.


En segundo lugar, muchas organizaciones han entendido que la digitalización puede estar liderada por un departamento u otro según el enfoque, pero que por definición es un proceso transversal de toda la compañía. De esta forma, estamos viendo una estrechísima colaboración de departamentos como Recursos Humanos, Marketing y Comunicación, que en pocos momentos de la historia de la comunicación interna han trabajado tan coordinados. Por si fuera poco, casi sin forzarlo, de manera natural, muchas otras áreas han entrado a formar parte de este equipo heterogéneo.


En tercer lugar, la comunicación -interna y externa- del proceso de transformación digital puede ayudar enormemente a que la compañía sea percibida como una opción muy interesante donde perfiles digitales puedan desarrollar una carrera profesional. Esto resulta especialmente importante si tenemos en cuenta que según la Asociación Española de Anunciantes (aea) y el ISDI, la mitad de las empresas reconoce la falta de talento y conocimiento como principales retos para transformar la compañía digitalmente.

 

Sí, la transformación va de personas y no tanto de tecnología, pero ésta debe impregnarse en el día a día de cada empleado para que la comunicación interna cumpla con éxito su función en el proceso.  A favor juega la entrada de nuevos empleados, nativos digitales, en las distintas áreas y capas de la organización.  Son perfiles que podrían llegar a ser influencers internos y que por ello debemos saber identificar e incluso involucrar con un papel clave en la transformación.


Por el contrario, muchas organizaciones cuentan con empleados que ya sea por edad o por una reticencia personal, no están tan abiertos a las nuevas tecnologías y para quienes el cambio de la organización y las nuevas herramientas de comunicación interna pueden ser percibidas como un esfuerzo o incluso una imposición. Aunque situadas en el otro extremo, estas personas también deben contemplarse de forma especial, pues podrían desmotivarse (y contagiar su falta de motivación) y alejarse cada vez más de la visión estratégica de la compañía. Sin embargo, todas estas personas tienen algo en común: son consumidores de productos, usuarios de servicios, ciudadanos, clientes de empresas y audiencias de medios de comunicación. Y así, sin darnos cuenta, los responsables de comunicación tenemos ante nosotros el mejor banco de ensayos que podríamos imaginarnos, pues los empleados ya han vivido de alguna forma una transformación digital y tenemos muchos aprendizajes que podemos aplicar a nuestro proyecto de comunicación interna.


Así, sabemos que es necesario un equilibrio entre la personalización de la comunicación y la gestión de la comunidad, de la inteligencia colectiva. También sabemos que el contenido sobre cómo llevar a cabo dicha transformación digital, si está bien diseñado, es en formato vídeo y pensado para el móvil, mejor que mejor, sea la compañía que sea. Hemos aprendido que los tutoriales, indicadores y procesos de dicha transformación digital son necesarios y funcionales para nuestra compañía, pero que las historias de las personas que forman parte de ella generan empatía y calan más en nuestros empleados al contarlas.

 

Por todo ello, los profesionales de la comunicación debemos felicitarnos de que, tal y como muestra el 3º Estudio de Incipy, sólo el 9% de las empresas no considera prioritaria la transformación digital.  Debemos felicitarnos porque este dato muestra que el viento sopla de cola para que la comunicación interna pueda demostrar cuán importante es su papel en una organización y que sea valorada como reamente se merece.


 


Artículo de María Cobos, Corporate director Burson Cohn&Wolfe Burson Cohn & Wolfe (BCW)


Comentarios (0)

Escribir un Comentario







Agencias de Comunicación
Agencias de Eventos
Agencias de Comunicación y Marketing Digital
Clipping / Monitorización
Revistas Corporativas / Branded Content
Agencias de Publicidad
Hoteles para Eventos
Restaurantes para Eventos
Tecnología para Eventos
Azafatas y Modelos
Catering
Productoras/Comunicación Audiovisual
Regalos Corporativos
Software para Comunicación
Formación
Recursos Humanos en Comunicación
Proveedores de Comunicación y Eventos
Escenarios para eventos